La vegetación del Valle de Aburrá, en peligro

0
268

En la atmósfera de la subregión antioqueña se encontraron esporas (células sexuales que no requieren fecundación) deCladosporium sp., Hypoxylon sp., Peyronellaea sp., Pestalotiopsis sp., Pseudocercospora sp. y Perenniporia sp.

La investigadora Marisol Suárez Roldán, estudiante de Maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín, explica que “si bien esto no significa que automáticamente los árboles se vayan a enfermar, sí aumenta tal probabilidad”. El conjunto de los seis géneros de hongos contiene algunas especies que la literatura ha reportado como fitopatógenas.

Los hongos son microorganismos que se encuentran en todos los ambientes, particularmente donde hay materia vegetal u orgánica en descomposición. La manera como se pueden ocasionar las infecciones es por medio de procesos naturales de deposición, ya que las esporas llegan a diferentes superficies como troncos, ramas y hojas de árboles aprovechando fisuras que dejan los insectos.

“Los hongos generan estructuras especializadas mediante modificación de sus hifas (células alargadas y tubulares), las cuales se instalan en el interior de la planta y penetran las células vegetales provocando la infección”, menciona la investigadora.

Aunque los signos de enfermedades originadas por microorganismos en plantas varían dependiendo de su género y especie, según la futura magíster, se puede hablar en general de hongos de pudrición blanca y negra, los cuales atacan la celulosa y la lignina, sustancias predominantes en las paredes celulares de las plantas.

El estudio se realizó con filtros de material particulado PM10 (partículas iguales o inferiores a 10 micras que son respirables) de las estaciones de calidad de aire ubicadas en la Facultad de Minas de la U.N., el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid y el Hospital San Vicente en Barbosa.

Uno de los aportes principales del estudio es la aplicación de dicha metodología en otras investigaciones, ya que esta  relacionó el material particulado con la presencia de hongos, según la estudiante de Maestría “este tipo de estudios se hacen generalmente teniendo en cuenta solo el análisis directo de esporas”.

Los hongos

La identificación de los microorganismos se hizo mediante observación microscópica y análisis de información molecular, posterior a aislarlos de medios de cultivo.

En los filtros de las estaciones del Politécnico Jaime Isaza Cadavid y del Hospital San Vicente de Barbosa se encontraron dos colonias del género Perenniporia sp. que, por su alta prevalencia, se tiene la hipótesis de que puedan afectar árboles de sus zonas verdes, la investigadora asegura que para confirmarlo se debe realizar otro estudio.

Los resultados abren la posibilidad de investigar en otras áreas importantes del Valle de Aburrá, destaca la profesora Carmen Elena Zapata Sánchez, directora del Laboratorio Calaire, quien asegura que dado que “los árboles se están enfermando, pierden las hojas de la copa y algunos hongos pueden ser el origen de ello”.

El estudio representa un aporte importante para comprender cómo está compuesto el material particulado. Es por ello que la investigadora recalca que “hay que ponerle más cuidado a la calidad del aire, no solo por las afectaciones a la salud humana sino también a las plantas y, en ese sentido, es fundamental monitorear constantemente para poder dar cuenta de propagación de infecciones en la vegetación”.

Los seis géneros identificados con capacidades fitopatógenas resultaron parte de un estudio que encontró 19 géneros de hongos que pueden afectar la salud humana. Los más comunes fueron los géneros fusarium, aspergillus y penicillium.

Fuente: Agencia de noticias UN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here