Elisa, la campesina voceadora del periódico El Campesino en 1968

0
433
(Mercedes Díaz y Elisa Gutiérrez) - Fotografía tomada por Sofía Vargas Chavarro
(Mercedes Díaz y Elisa Gutiérrez) – Fotografía tomada por Sofía Vargas Chavarro

Hoy quisimos realizar una entrevista, sobre la vida de una líder innata del municipio de Une en el departamento de Cundinamarca. Su nombre es Elisa Gutiérrez Villalba, quien a sus 85 años de edad recuerda su paso por las Escuelas Radiofónicas Campesinas en el año 1968 y su trabajo como voceadora del periódico El Campesino. Llevando proyectos para sus veredas y sus familias y así motivando a varios líderes campesinos.

  1. Periodistas: ¿Cómo conoció usted el periódico El Campesino y a través de quién?

“Vine de Sutatenza, Boyacá en el año 1968 donde realice el curso de dirigente campesina. Asistí a las primeras reuniones que se realizaron en el municipio de Une ya que mi hermano Abelardo Gutiérrez (Q.E.P.D), junto con su esposa Mercedes Díaz fueron líderes y capacitaron a la comunidad. Luego él se retiró del programa dejándome a mí como representante. Me adjudicaron los ejemplares del periódico, que en ese entonces lo estaba vendiendo la Señorita Carmen Capador y como venía de estudiar me dejaron a cargo del periódico y de las cartillas que utilizaban para aprender”.

  1. Según relatos de la comunidad usted fue una promotora y voceadora entregando la edición semanal del periódico ¿En dónde distribuía los ejemplares?

“Los repartía en el atrio de la iglesia, en las calles y algunas veces lo llevaba hasta las casas de las personas interesadas en adquirirlo. Ofrecía una cantidad de 60 ejemplares, siendo apoyada por el párroco de la época, el reverendo Álvaro Santos”.

  1. ¿Dónde obtenía el material para enseñar en la Escuela Radiofónica?

“Iba a la calle 20 en Bogotá y traía las cartillas para la gente que ya estaba capacitándose”.

La historia del Radio para poder estudiar

Elisa asegura que la señorita Delia, una vecina, compró un radio donde se escuchaba la emisora de Sutatenza. Tiempo después comenzó a enseñar a 18 niños. Algunos especiales. Guiándose con las cartillas. Continuó dando tutorías hasta que el programa se terminó en ese municipio.

Entre sus anécdotas recuerda que ella realizó varios cursos como el de catequista. Estuvo 3 meses preparándose en el municipio de La Calera y luego volvió a Une en Cundinamarca para enseñar lo aprendido. También realizó talleres en el Sena de lácteos y panadería.

“Como dice el dicho popular nadie es profeta en su tierra. Pero yo supe ganarme mi lugar en la comunidad, mediante mi servicio. Yo les aconsejaría que siguieran vendiendo el periódico impreso, porque si aún trae coplas y cosas llamativas para los campesinos, sería bueno que lo promocionen al menos en una cantidad de 10 ejemplares”.

Por su parte, en medio de la entrevista estuvo el testimonio de la señora Mercedes Díaz, cuñada de  Elisa. Ella asegura que conoció las Escuelas Radiofónicas en el año de 1960 pues le llamó la atención saber más a fondo lo que enseñaban.

“Me dirigí a la casa de Abelardo Gutiérrez (Q.E.P.D), quien después se convirtió en mi esposo, para preguntarle cómo se hacía para matricularse y posteriormente él me dio todas las instrucciones. Empecé a estudiar con unas cartillas y luego enseñé a muchas personas que no sabían leer ni escribir. Fui una auxiliar y me pertenecía enseñar a las demás personas” concluye.

Por: Mery Adelaida Dimaté Ardila, Claudia M. Vargas y D. Sofía Vargas
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here