Las alertas sobre la sequía ya son una realidad

0
1178

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi advirtió sobre las consecuencias del mal uso de los suelos y su repercusión en la actual temporada de sequía.

Por: Andrés A. Gómez Martín

El IGAC había advertido con anterioridad que a causa del  mal uso de los suelos en la región Caribe, la región Andina y el Valle del río Cauca, se iban a presentar incendios forestales de gran magnitud. Se estimó que cerca de 32 millones de hectáreas estarían en peligro de presentar los incendios.

 

An MH-60S Seahawk helicopter assigned to Helicopter Sea Combat Squadron (HSC) Eight Five dumps water from a 420-gallon extinguishing trough Oct. 23, 2007, onto of one of the many areas in San Diego County, Calif., suffering from an ongoing wildfire. The trough is used to dump water to help fend off the fires that have already forced more than 250,000 people from their homes. DoD photo by Mass Communication Specialist 2nd Class Chris Fahey, U.S. Navy. (Released)

La advertencia del IGAC se ha hecho una triste realidad, pues la sequía y las altas temperaturas tienen en jaque varios sectores agrícolas como los ganaderos del Cesar, de Norte de Santander y de algunas regiones del Huila que ya han pedido ayudas al Fondo Nacional del Ganado para poder solventar la crisis que están atravesando.

Por otro lado, regiones del oriente amazónico presentan graves inundaciones, los agricultores y ganaderos del Guaviare tienen el agua por las rodillas. Además, se han registrado altas temperaturas en el municipio de Palmira, en el Valle del Cauca (más de 34 grados centígrados; y en Cali estuvo a 35 grados centígrados, lo que ocasionado una ola de sequía en la región. Además, en el Tolima se han presentado fuertes incendios forestales que han sido atacados por las autoridades del departamento. Y que, desde hace tres días Villa de Leyva presenta un gran incendio forestal que, por fortuna, está controlado en casi un 80 por ciento.

En un comunicado del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Juan Escalante, director de esta oficina gubernamental, afirmó que en las zonas con un índice de población alto  y de uso intensivo de los suelos en la agricultura son los que presentan mayor deterioro y deforestación, lo que presenta mayores peligros pues los suelos ya no pueden retener la misma cantidad de agua para usarla en la época de sequía y en época de invierno ya no tienen la misma capacidad de drenaje.

Escalante también mencionó que el deterioro  de los suelos se debe en gran parte al uso indiscriminado de los recursos, a las malas prácticas agrícolas y a la poca planeación en las dinámicas agropecuarias.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here