Las Cartas del Campo: los jóvenes del campo pueden estudiar sin irse de sus hogares

1
542
Imagen de Acción Cultural Popular

Sofía, una reportera rural de Une en el departamento de Cundinamarca, envía una carta del campo para animar a los jóvenes que salen del colegio a seguir estudiando, a seguir buscando sus sueños y alcanzarlos. Asegura que, si bien no será sencillo tampoco hay que dejar de perseguir los sueños.

Une Cundinamarca, 08 de marzo del 2018

Cuando me gradué lo primero que vino a mi mente fue el hecho de ¿cómo poder estudiar?, pensaba que lo mas lejos que podía llegar a hacer era terminar mi bachillerato.

Cuando una persona vive en el campo le es muy difícil encontrar oportunidades de salir adelante debido a que no se tienen los recursos para dirigirnos a la ciudad a estudiar un pregrado universitario y aunque también exista la oportunidad de asistir a una universidad pública, se debe pensar en que no solo se necesita el dinero para la carrera.

Además de la matrícula y los pagos de los semestres, están los gastos para la alimentación, un arriendo, los transportes y el hecho de cambiar de un momento a otro a como estamos acostumbrados a vivir.

Lo primero que pude hacer fue pensar en mis sueños y en lo que quería para mi vida, sin importar cuantas veces me dijeran que no.

Gracias a esto empecé a buscar información en internet y descubrí una manera de cumplir mis metas, la oportunidad de estudiar, ya sea de forma a distancia o virtual, en la cual las carreras son un poco más baratas y si se decide la forma virtual no se debe ir a la universidad.

Mientras que la opción distancia permite la oportunidad de asistir sola una vez a la semana; cuando conocí esta información mi pregunta era ¿y cómo presento los trabajos?, pues lo único que se debe tener es: un computador y al menos acceso a internet algunas veces durante la semana para poder realizar los trabajos.

Al principio tuve miedo ya que es un método distinto y requiere de mucha autonomía por parte del estudiante, pues en estas dos metodologías no se cuenta con lo acostumbrado de tener siempre: un profesor en frente que pida los trabajos.

Al contrario, el estudiante es el que debe ver si presenta sus actividades o no; pero a pesar de todo lo anterior, considero que estas formas de estudiar son métodos para salir adelante y nunca abandonar nuestros sueños ya que nada es imposible si luchamos de verdad y con perseverancia.

Un mensaje para los lectores…

A todo aquel que lea esta carta, los invito a que siempre luchen por sus sueños y si desean estudiar y viven en el campo o deben trabajar y no pueden presentarse todos los días a una universidad, no olviden que existen muchas oportunidades para salir adelante por eso ahora existen las TIC.

Si no se lucha pues claro que nunca vamos a alcanzar nada, debemos ser perseverantes e intentar lograr lo que queremos, aunque algunas veces no salgan las cosas como pensamos no quiere decir que no se puedan realizar, tal vez solo ocurre esto es para que aprendamos, pero no para renunciar.

Por: Sofía Vargas, reportera rural del municipio de Une Cundinamarca.
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora.

1 Comentario

  1. […] Héctor Herrera, habitante rural del municipio de Garagoa – Boyacá, nos comparte la exigencia de las comunidades ante la contaminación causada por una planta de residuos en la vereda Caracol. (Le puede interesar: Las Cartas del Campo: los jóvenes del campo pueden estudiar sin irse de sus hogares) […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here