Las Cartas del Campo: Recuerdos de Semana Santa

0
53

Era en un tiempo de mucho respeto la Semana Santa, nuestros papás tenían que alistar todo el miércoles santo para no trabajar jueves ni viernes. Esos días nos prohibían jugar, trotar, gritar, reír porque eso era pecado.

Mi papá me llevaba a caminar hacia el pueblo con más vecinos como era tradición. Para reposar la caminata entraban a una guarapería, con su íntimo amigo, a tomar guarapo.

Ya después, entonaditos, sonaba la matraca en la torre repicando para la ceremonia de esclavación. Mi papá con su amigo y yo nos íbamos hacia el templo un poquito así como borrachos, se arrodillaban ante la virgen dolorosa, reflexionaban viéndola, lloraban y decían: “la madre de los dolores tiene a su hijo en el canto muerto y todo por nuestros errores y faltas”.

foto-Carta recuerdo de mi infancia

Mi papá me decía “por eso mijito no hay que cometer pecados”, yo le decía no señor porque no tomo tanto guarapo. Ya en la tarde regresábamos en pleno sermón de las siete palabras, entre lloros y lamentos, a comer arroz con leche, esa era la cena de ese entonces.

Por: Héctor José Herrera. Habitante rural de Boyacá.
Editor: Lina María Serna.

Por: Héctor José Herrera. Habitante rural de Boyacá.
Editor: Lina María Serna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here