Las digiaventuras de un facilitador auxiliar

Por mis padres fui llamado Freddy Alejandro Vidal Crespo; aunque el nombre por el cual me identifico más, es simplemente: Alejandro Vidal. Actualmente hago parte del equipo de facilitadores que trabaja con la fundación SAREP de la Arquidiócesis de Cali en convenio con Acción Cultural Popular – ACPO en los departamentos de Valle del Cauca y Cauca.

Particularmente me han correspondido los municipios de Santander de Quilichao, Caloto y Buga. Pero es de la experiencia que he tenido en Buga de lo que escribiré a lo largo de este artículo, experiencia que por cierto me ha cambiado la vida, sin caer en la exageración, aseguro que así ha sido.

Facilitador

Como ya muchas personas saben, en Buga se encuentra ubicada la Basílica del Señor de los Milagros, por ende, se considera como un municipio totalmente turístico, especialmente por la época de Semana Santa. Mas Guadalajara de Buga tiene en su jurisdicción diferentes veredas, en las cuales el nivel de educación es muy básico, tanto así, que nos podemos encontrar con personas que ni siquiera lograron terminar el bachillerato. Con parte de esta población anteriormente nombrada traba nuestra Escuela Digital Campesina-EDC, pero también es menester aclarar que no todos los integrantes de la EDC de Buga se encuentran en dicha situación, sino que podemos afirmar que es un grupo bastante variado.

Conseguir el espacio digital en las horas de la mañana en la biblioteca M.A. Sanclemente, no fue una tarea complicada, Katherine y Wilson, los administradores del establecimiento, han sido siempre muy amables y han mostrado un gran carácter de disposición para colaborar en todo aquello que se necesite para enriquecer la capacitación.

Tanto así, que en alguna ocasión, Katherine (persona extremadamente amable) decidió proponer que realizáramos, en medio de la capacitación, la rifa de un libro sobre informática que ella tenía. Efectivamente la rifa se realizó, y fue tanta la emoción del ganador, que sólo le salían palabras de profundo agradecimiento.

Pero aquel día, no sólo se rifó el libro poco tiempo después, la intrépida Katherine me abordó para decirme que tenía otro objeto para rifar, en este caso era una figura didáctica del vientre humano; una figura que le podría servir a cualquier estudiante de anatomía, fue bastante curioso realizar ese sorteo en plena escuela, pero la señorita Derly, ganadora del objeto, quedó supremamente emocionada, al recibir su premio, y se le notó un gran aprecio por él, ¿una futura médica? Quizás, ¿por qué no?, aún está muy joven.

Han sido muchas las experiencias que he tenido con estas grandes personas enseñándoles el manejo básico del computador; espontáneos comentarios como “profe, si yo hubiera sabido esto antes (risas)”, “ahora si me voy a volver un ducho en esto”, “gracias profe por todo”, a decir verdad, son todas esas afirmaciones las que a uno como facilitador lo animan a continuar, a entender que desde lo poco que hemos brindado, ellos lo reciben como mucho, de la mejor manera y lo consideran totalmente útil.

Como el ejemplo de don Gerardo, un hombre de aproximadamente 65 años, un poco taciturno y despacioso para hablar, para mover “el ratón”, pero que a “nadadito de perro” (como se dice coloquialmente) va aprendiendo diferentes funciones como “centrar”, “justificar”, poner “negrita”, expresarse claramente y cambiar el tamaño de letra, todo esto en el caso de Word y Excel, además de aprender a abrir su correo electrónico, adjuntar un archivo y enviar un correo electrónico.

Todo esto para decir que don Gerardo ha sido un gran ejemplo para todos sus compañeros y compañeras, tanto así, que muchos, en determinadas ocasiones, se atreven a convertirse en sus tutores.

Animamos a todos los estudiantes de las diferentes Escuelas Digitales Campesinas de Colombia a perseverar en su formación como líderes, y a los facilitadores de todos los departamentos a seguir acompañando con dedicación y mucha paciencia a tantos estudiantes que en los diferentes municipios se van sintiendo muy agradecidos con nosotros, casi sin nosotros darnos cuenta. ¡Adelante!

Autor: Alejandro Vidal, Facilitador Auxiliar EDC , Valle del Cauca y Cauca.
Editor: Katherine Vargas Gaitán, Periodista Editora. @KatheVargasg

  1. Antonio Vizcaíno 22 mayo, 2017, 6:36 am

    Este es un medio de comunicación necesario, para la otra cara de la noticia.

    Responder
  2. Miguel Angel Arango C 26 mayo, 2017, 5:58 pm

    Alejandro muy buen articulo que chevere que tu gente te motive a continuar este viaje con las EDC

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.