Las guacas, una tradición enterrada en Colombia

0
1749
Imagen de: pixabay.

Una de las primeras palabras indígenas que paso al vocablo castellano fue guaca. Una expresión quechua que en el año 1551 apareció en el idioma español. Ésta se refería al sepulcro de los indios, en el que por lo general se hallan objetos de valor, que en su mayoría son piezas de oro.

Los habitantes rurales son, principalmente, quienes tienen como oficio esta tradición; por lo que algunos de ellos todavía salen en busca de lo que consideran, puede ser su billete de lotería para tener una vida mejor. Le puede interesar: Colombia podría recuperar tesoro indígena prehispánico

El primer millonario que hubo en Colombia fue gracias al hallazgo de una guaca. Su nombre es Andrés Vásquez Molina, un habitante rural, quien en el año 1560 logró hallar un tesoro chibcha en Guatavita, lo que le permitió convertirse en terrateniente.

Comenzando el siglo XVIII, el portugués Diego Barreto Topó, se escondía en la montaña de Monserrate; pues había robado un legendario venado de oro macizo que fue elaborado por los muiscas.

Al verse rodeado, este individuo arrancó un trozo de la pieza y escondió el pedazo más grande; ya que le era imposible huir con el botín. Así que, a la fecha, según cuentan, este tesoro yace en las faldas de Monserrate. Le puede interesar: ¿Dónde está mi hijo?: La Llorona

Luego de la independencia, fueron los españoles quienes enterraron sus botines antes de emigrar; teniendo la esperanza de recuperarlos algún día. Este fue el caso del comerciante santafereño Sebastián Ruiz, quien enterró su tesoro en el año 1818 y volvió por este en 1885, encontrándolo intacto.

Semana Santa, el momento ideal para buscar guacas

Semana Santa es una fecha especial, tanto el jueves como el viernes santo, son días donde muchos tesoros o entierros pueden liberarse y salir a la luz para que puedan ser hallados.

Al momento de buscar estos tesoros, es indispensable tener algunos elementos para la búsqueda; entre ellos las famosas varillas de radiestesia, que suelen tener algo que se conoce como testigo, que contiene mercurio, el cual es indispensable para ubicar oro.

Con este instrumento es mucho más fácil localizar las guacas. Así que habitantes rurales de toda Colombia, se preparan con antelación para iniciar sus expediciones durante los días santos.

Por: Paulo Martínez. Estudiante de Comunicación social – Periodismo.
Editor: Lina María Serna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here