Las importaciones de arroz  terminaron con los cultivos del cereal en el Pacifico Chocoano

Uno de los productos del campo Chocoano que podría generar desarrollo sostenible era el arroz, ahora solo genera pérdidas; menos cultivos y menos agricultores.

Por Miguel Ángel Arango *

Cuentan los campesinos más viejos de Nuquí que el arroz era todo un ritual, reunía a la gran mayoría de las familias del pueblo; los más chicos,  con la finalidad del aprendizaje en la escuela del arroz, los jóvenes, en la recolección y el pilón, y los viejos, en siembra  y comercialización.

Las importaciones de arroz  terminaron con los cultivos del cereal en el Pacifico Chocoano

Todos los años eran dos cosechas, y entorno a ellas giraba la economía del pueblo. Claro existían más productos como el plátano, la yuca y el pescado, pero el arroz era el rey de la mesa; gracias a él se podían comprar los útiles escolares de sus hijos y los uniformes, además de todos los utensilios de la casa. Era el arroz  la fuente de ingresos más importante.

Cuando los gobiernos comenzaron a autorizar las importaciones de arroz de otros países, especialmente de Ecuador, la siembra de arroz comenzó a bajar, pues los barcos del puerto de Buenaventura llegaban con toneladas de arroz por debajo del precio incluso de producción. Por esta razón, los campesinos de Nuquí pasaron de la abundancia a la nada, tanto que hoy día se estima que no hay dos hectáreas sembradas de arroz en todo el municipio, y los campesinos ya solo siembran arroz para el consumo familiar,  pues ya no hay quien compre.

De esta manera solo se incrementan los vicios y el mal ejemplo para los jóvenes. Los que antes aprendían técnicas de siembra de arroz, hoy solo aprenden a jugar dominó, cartas y demás juegos de azar asociados al consumo de alcohol.

El llamado es al Gobierno y sus entes agrícolas para que vean la posibilidad de ayudar a un pueblo donde el cultivo de arroz, por su clima húmedo tropical, puede ser la clave  del desarrollo sostenible para el Municipio y hasta para el departamento.

* Coordinador Escuelas Digitales Campesinas Chocó
Etiquetado con

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.