Las lenguas nativas, una identidad en peligro de desaparición

0
86
Imagen de: hablemosdeculturas.com
Imagen de: hablemosdeculturas.com

En Colombia existen 68 lenguas nativas  habladas por aproximadamente 850 mil habitantes. De estas, 65 son de comunidades indígenas, dos son criollas (una de San Basilio de Palenque y la segunda de San Andrés, Providencia y Santa Catalina) y una es romaní (del pueblo gitano), según el Ministerio de Cultura

El profesor indígena Eudocio Becerra Vijidima, oriundo de la comunidad Uitoto de San José del Encanto (Amazonas), desde 1984 le apuesta por la preservación de las lenguas nativas por medio de un vínculo con el Departamento de Lingüística de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

Aun así, los esfuerzos del profesor por conservar las lenguas, se pueden desvanecer en los próximos años. Aunque algunas instituciones educativas han influido en la preservación de las lenguas nativas, este esfuerzo no es suficiente, ya que solo se está implementado en los ciudadanos más no en comunidades indígenas.

“Todas las cosas se hicieron hablando, haciendo, diciendo. La lengua tiene poder, porque a través de ella controlamos la naturaleza, los ríos, la tierra. Con esas mismas palabras calmamos y también alejamos, por eso para nosotros es importante” indica Eudocio al resaltar la lenguas nativas.

Así mismo, el profesor destaca el avance del Estado al decretar la Ley 1381 de 2010 (Ley de lenguas nativas), la cual busca el reconocimiento y la difusión de las lenguas nativas.

La necesidad preservar las lenguas nativas más en la comunidad que en la ciudad

imagen de agencias Noticias UN

El profesor Eudocio Becerra Viiidima, enfatiza en las acciones que se han gestionado por parte de las instituciones públicas de la nación, pero argumenta que dichas acciones se deben asociar más en las comunidades que en las ciudades como se ha venido manejando.

Asimismo, la problemática que ha venido observando Becerra es que: los integrantes de las comunidades indígenas se están adaptando al castellano para migrar y trabajar en las ciudades, por consecuencia, están dejando a un lado su comunidad.

“Por ejemplo, hasta hoy no se han hecho talleres de escritura y lectura de su propia lengua. En la U.N. hemos trabajado el alfabeto de ciertas comunidades, pero falta llevar estas experiencias a las comunidades, porque todo se queda en la ciudad” argumenta el profesor.

Además, el profesor añade que las cartillas pedagógicas para la preservación de lenguas nativas, se encuentran adaptadas a partir del pensamiento de la lengua española.

Así mismo, las cartillas son producidas en un lenguaje español, pero quienes hablan un lenguaje nativo no las podrán entender porque no están adaptadas para la comunidad, que es la que realmente necesita la conservación cultural.

Finalmente, el profesor argumenta las dificultades que presentan los indígenas, en el contexto social: “imagínese, si ya es difícil para nosotros aprender español, cómo será aprendiendo otra lengua”. Le puede interesar: Convenio 169 de la OIT ahora en 4 lenguas indígenas para entregar herramientas a las comunidades

Por: Andrés Arias. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo.
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here