Campesinos son los más afectados por minas antipersonal en Colombia

0
139
Foto del: Centro Nacional de Memoria Histórica

La acción contra las minas declarada por la Organización de las Naciones Unidas – ONU, se conmemora anualmente el 4 de abril. Este, al igual que otros días conmemorativos, se decretó en razón de generar conciencia y sensibilización acerca del peligro de las minas.

Es por ello que después de 8 años de haberse decretado como Día Internacional, se han desencadenado de una serie de esfuerzos que buscan a toda costa, reducir el riesgo de contacto con minas que puedan afectar a personas y comunidades.

Las acciones no sólo consisten en localizar y retirar el material explosivo, sino que se debe desplegar una labor de atención a víctimas y posibles víctimas, con apoyo psicosocial y educativo sobre este tema, que asegure el bienestar de la población. Le puede interesar: Las minas de la discordia

La guerra silenciosa de las minas antipersonal en zonas rurales

La ONU menciona que los encargados de emprender estas acciones, son los gobiernos de los países afectados. En este caso, Colombia tiene un largo camino que recorrer; teniendo en cuenta que el conflicto armado es la principal causa de muertes y daños a personas por estos artefactos.

Las víctimas que deja esta guerra silenciosa son numerosas. Según cifras del Centro Nacional de Memoria Histórica – CNMH, desde el año 1990 hasta marzo de 2017 las víctimas fueron 7.028 de la fuerza pública y 4.453 civiles; principalmente habitantes de áreas rurales de Arauca, Norte de Santander, Nariño, Antioquia y Meta, departamentos más afectados por esta situación.

Aunque las cifras han disminuido en comparación al año 2010 en el que se registró el mayor número de víctimas, 306 muertos y 799 heridos, frente a 10 muertos para el año 2016. Es evidente que los campesinos son los más afectados; teniendo en cuenta que son más de 673 los municipios afectados por la presencia de minas, de los 1.122 que tiene el país.

“Donde las Minas Antipersonal han sido usadas de manera extensiva, especialmente en zonas rurales pobres como es el caso de Colombia, el daño es difícil de imaginar. Con frecuencia, las personas heridas tienen dificultades, incluso en obtener atención médica, y si lo logran, los servicios médicos son limitados. Las víctimas de Minas Antipersonal requieren generalmente de toda una vida de cuidados que pone aún más cargas sobre familias que tienen muy poco” Jody Williams – Nobel de Paz.

Colombia en el camino por erradicar minas

Aproximadamente 52 millones de metros cuadrados han sido afectados por estos explosivos. Según cifras de la Agencia de Desarrollo Rural – ADR.

La Nobel de Paz menciona que esto repercute negativamente en las actividades económicas de los campesinos, teniendo en cuenta que las Minas Antipersonal generan grandes extensiones de zonas “prohibidas” pues las personas no tienen certeza de dónde pueden estar y no se atreven a usar el territorio. La tierra sin uso productivo puede paralizar a las comunidades y afectar su economía.

Por ahora, el trabajo de desminado humanitario deja un saldo de 232 municipios intervenidos, 212 municipios próximos a intervenir y 225 municipios libres de sospecha de minas; según cifras de ADR. Sin embargo, los daños, dimensiones, características y efectos colaterales que dejan los daños de las minas, aún siguen siendo ignorados. Tal como lo menciona el CNMH.

Por: Lina María Serna. Voluntaria del Periódico El Campesino.
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here