Lluvia ácida

La lluvia ácida, un fenómeno y una realidad que debemos combatir, afecta tanto a los seres humanos como a la misma naturaleza.

Por: Ing. Yenoval Daniel Cruz Alfonso
Facilitador  de EDC de Garagoa, Boyacá

La Lluvia Ácida es una de las consecuencias de la contaminación del aire. Cuando cualquier tipo de combustible se quema, diferentes productos químicos se liberan al aire. El humo de las fábricas, el que proviene de un incendio o  el que genera un automóvil, no sólo contiene partículas de color gris sino que además poseen una gran cantidad de gases invisibles altamente perjudiciales para nuestro medio ambiente.

37

Centrales eléctricas, fábricas, maquinarias y coches queman combustibles, por lo tanto todos son productores de gases contaminantes. Algunos de estos gases (en especial los óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre) reaccionan al contacto con la humedad del aire y se transforman en ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido clorhídrico. Estos ácidos se depositan en las nubes y la lluvia que producen  estas nubes, que contienen pequeñas partículas de ácido se conoce con el nombre de “Lluvia Ácida”.

 

Camarones, caracoles y mejillones son las especies más afectadas por la acidificación acuática. La Lluvia Ácida también tiene efectos negativos en peces como  el salmón y las truchas puesto que con una mayor acidez en el agua puede causar deformaciones en los peces jóvenes y puede evitar la eclosión de las huevas.

 

La Lluvia Ácida también aumenta la acidez de los suelos, y esto origina cambios en la composición de los mismos, produciéndose cambios importantes en los nutrientes para las plantas como en el calcio e  infiltrando metales tóxicos, tales como el cadmio, níquel, manganeso, plomo, mercurio, que de esta forma se introducen también en las corrientes de agua.

 

La vegetación sufre no sólo las consecuencias del deterioro del suelo, sino también un daño directo por contacto que puede llegar a ocasionar en algunos casos la muerte de la especie.

 

Las construcciones históricas, que se hicieron con piedra caliza, experimentan también los efectos de la Lluvia Ácida. La piedra al entrar en contacto con la lluvia acida, reacciona y se transforma en yeso que se disuelve con el agua con mucha facilidad. También los materiales metálicos se corroen a mucha mayor velocidad.

 

Hay varias formas con las cuales podemos evitar y/o reducir en gran manera la Lluvia Ácida como reduciendo las emisiones por medio de la quema de combustibles fósiles que sigue siendo una de las formas más baratas para producir electricidad, por lo tanto hay que generar nuevos desarrollos utilizando energías alternativas no contaminantes.

 

Los gobiernos tienen que gastar más dinero en investigación y desarrollar proyectos que tengan el objetivo de reducir la contaminación ambiental.

 

Hay que seguir avanzando en la producción de convertidores catalíticos para automóviles que eliminen sustancias químicas peligrosas en los gases de escape. Se debe buscar fuentes alternativas de energía: es necesario que los gobiernos investiguen diferentes formas de producir energía utilizando energías renovables. Además, se debe mejorar el transporte público para alentar a la gente a utilizar este tipo de servicio en lugar de utilizar sus propios automóviles.

 

Hay que ahorrar energía. Existen muchas cosas que podemos hacer día a día para ayudar a preservar el  medio ambiente, y tener una convivencia más armoniosa con la naturaleza.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.