Lombricultura a pequeña escala

En este artículo encontrarás una pequeña guía para la implementación de la lombricultura en tu finca, con el fin de que consigas aprovechar los residuos orgánicos generados en tu hogar. Además, es una estrategia que puedes implementar en tus cultivos.

0
439

Como es conocido en el campo, el abono producido por las lombrices tiene un gran contenido de nutrientes para el suelo que ayudan a la eficacia de los cultivos. Es por eso que a continuación encontrarás una pequeña guía sobre cómo implementar esta técnica en tu finca.

Debes conseguir una canastilla como la que se muestra en la foto y la debes forrar con un material que permita mantener una temperatura máxima de 25 ºC; asegúrate que este material no genere toxinas que puedan afectar la vida de las lombrices.

El fondo de la canastilla debe estar forrado con una tela o membrana que sirva de filtro, con el fin que el lixiviado se filtre por este. La canastilla debe estar sobre una superficie que le permita tener una inclinación de 15 cm y sobre un recipiente que se sirva de recolección del lixiviado.

Esta se debe ubicar en un área que cuente con sombra, puesto que las lombrices no toleran el sol. También que se recomienda cubrir la canastilla con un material que no permita el ingreso de insectos como moscas.

La  preparación del compostaje se debe realizar tres semanas antes, puesto que este debe tener un buen proceso de descomposición; además, debe contener un alto porcentaje de residuos de alimentos como cáscaras de frutas y verduras, entre otros.

No es recomendable adicionar cáscaras de frutas ácidas como naranja, limón y piña, puesto que estas disminuirán el pH y afectará la vida de la lombriz. Igualmente, podrá usarse estiércol de ganado, siempre y cuando esté seco. Le puede interesar: Productos cítricos, una oportunidad de exportación de Colombia a Estados Unidos.

Lombriz california utilizada en la producción de abono

Las lombrices que utilizaremos para esto son de tipo Californiana, puesto que son las que realizan mejor el proceso de producción de abono, teniendo en cuenta que generan mejores nutrientes.

Se debe contar como mínimo de un kilogramo de estos animales, los cuales se distribuirán en el fondo de la canastilla con un porcentaje de tierra que alcance los 10 cm de altura. Encima de esto, introduciremos una capa de nuestro compostaje que debe tener como mínimo tres semanas de descomposición; de lo contrario, esto puede matar nuestras lombrices por los cambios en el pH.

Después de esto, las cubrimos y las dejamos que realicen su proceso. Y seguido a esto, se recomienda alimentar cada 10 días con compostaje, adicionándolo sobre la capa anterior.

El riego se debe realizar cada 2 o 3 días, dependiendo de las condiciones climáticas. El lixiviado que se genera tiene alto contenido de nutrientes, así que este lo utilizaremos para el abono de nuestros cultivos.

Cuando nuestra canastilla esté llena, podemos iniciar en una nueva canastilla todo el proceso con lombrices de la canastilla anterior.

Por: Sussana María Prada Rueda. Reportera Rural vereda Hipaquira, Garagoa Boyacá
Editor: Lina María Serna López.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here