Los campesinos ya tienen su “agenda 2017”: el Almanaque Bristol

Por: David Ruiz Guzmán – Facilitador Escuelas Digitales Campesinas Cundinamarca

Como bien saben los campesinos colombianos, el almanaque Bristol es un instrumento de consulta popular para orientar las decisiones tal como el momento preciso para la siembra o para salir a pescar.

Con 185 años de historia, el Almanaque Pintoresco de Bristol, conocido como Almanaque Bristol, es la “agenda” que todos los campesinos desean tener para iniciar bien su año.

Almanaque Bristol

Foto: Colombia.com

En Colombia, este famoso almanaque es indispensable para conocer las lunas con la cual se programan los cortes de cabello, la poda de jardines, épocas de siembra y recolección de la cosecha, los días importantes del año y sus respectivos santos, chistes y datos curiosos con el cual se puede presumir en cualquier conversación. Además de lo anterior, los campesinos rivereños lo usan para conocer los ciclos de las mareas y el tiempo, para la navegación y la pesca.

El almanaque Bristol también es una herramienta de consulta para los más supersticiosos, pues entre los datos que presenta están las predicciones de cada signo zodiacal en cuestiones del amor, la fortuna y la salud.

Es tanta la importancia que el Almanaque ha tenido en la historia de los campesinos colombianos que hasta el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez hace alusión a él en sus obras “La hojarasca” y “El Amor en los Tiempos del Cólera”.

El almanaque fue publicado por primera vez por el químico y farmaceuta Cyrenius Chapin Bristol, cuya figura aparece en la portada. Su objetivo era promocionar su jarabe tónico de “zarzaparilla” y divulgar consejos.

En 1856 fue adquirido por la fábrica Lanman y Kemp-Barclay & Co.,  que siguiendo el objetivo del farmaceuta, publica a finales del siglo XIX ejemplares para la península ibérica y para los países latinoamericanos.

Por un precio que oscila entre los tres mil a cinco mil pesos se puede encontrar este almanaque en el cual aún es un misterio cómo pueden reproducirse tantos ejemplares en New Jersey Estados Unidos y llegar hasta los más recónditos lugares de latinoamérica, en el que se incluye por supuesto Colombia.

Recuerde que el Almanaque Pintoresco de Bristol no tiene numeración en sus páginas, tan sólo debe saber que su lectura va en  el primer mes. Aunque muy seguramente, usted ya lo leyó todo y se programó para el año. ¡Felicitaciones!.

 

  1. Luis Alberto gonzales 27 noviembre, 2017, 6:11 am

    Buenos días. Todos an olvidado este libro.tanbien olvidaron Asus queridos viejos no saben como los van a olvidar aellos….bueno quizás recapaciten. Años 50 y60 lástima a ver si hay otros que recuerden…….

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.