Los papeles de Panamá y el papel del campo

A primera vista parecería que el escándalo mundial conocido como “los papeles de Panamá”, no tiene nada que ver con el campo… Pero tiene que ver, ¡y mucho!

Por:  Por. Juan Carlos Pérez Bernal

Veamos sólo algunas de las relaciones más importantes: Según la DIAN, cada año el Estado colombiano tiene pérdidas por $4 billones, debido a las maniobras que se hacen en los paraísos fiscales (para hacernos una idea de la magnitud de la cifra, Isagen se vendió en $6.5 billones).

quienes-juancarlos_thumb

Ello quiere decir, en otras palabras, que por cuenta de estas estrategias non santas, cada vez se profundiza más el déficit fiscal, que ocurre cuando un Estado gasta más de lo que recibe por impuestos. Y, por lo tanto, hay menos plata disponible para la inversión social.

De ahí que los gobiernos se vean en la obligación de hacer cada vez mayores recortes presupuestales.   Por ejemplo, hay una grave consecuencia que salta a la vista. Según lo acaba de advertir la Contraloría General de la República, las metas del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 no se podrán cumplir.

El organismo de control puntualiza que por culpa de esa falta de recursos se afectará, especialmente, la política de vivienda rural.  Como sabemos, la falta de vivienda digna es uno de los problemas que más aqueja a nuestros campesinos, pues el déficit habitacional es del 68%, mientras en las ciudades es del 27%.

Claro, estamos hablando sólo de uno de los impactos más graves. Pero serán muchos otros los programas del campo que pueden quedar en veremos.   Es cierto que este año la economía va a crecer menos; en parte porque las finanzas públicas están resentidas debido a la caída de los precios del petróleo y al alza en la cotización del dólar. Pero el enemigo real de nuestro bienestar, con sus mil y una formas, tiene nombre propio: se llama corrupción.

Y si la sal se corrompe…

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.