Los probióticos, una solución a los problemas de digestión

1
407
Tomada de: Sanumvita

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud de quien los consume.

Tomada de: Sanumvita

Cuando se habla de probióticos, se trata de bacterias o levaduras que están presentes en alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos.

También se habla de los prebióticos, los cuales son compuestos que el organismo no puede digerir, pero que tienen un efecto fisiológico en el intestino al estimular, de manera selectiva, el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas (bifidobacterias y lactobacilos).

Beneficios de los probióticos

Los probióticos están destinados a mejorar la población de bacterias beneficiosas intestinales que se encuentran en el intestino, ya que promueven su desarrollo. Le puede interesar La leche, un alimento indispensable para llevar a la mesa

Por lo tanto, al crecer en el intestino y adherirse a la mucosa intestinal, evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita la colonización del intestino por gérmenes patógenos.

En general, los probioticos se centran en una mejora de la salud intestinal y de la función inmunitaria, previniendo enfermedades como la inflamación intestinal o del síndrome del intestino irritable en su caso.

Nuevas iniciativas con los probióticos.

Foto de: AgenciaDeNoticias U.N.

Camila Bernal Castro microbióloga y magíster en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), realizó una investigación exhaustiva durante dos años y después de eso creó una bebida no fermentada con probióticos.

Esta bebida contiene unas condiciones de refrigeración con estabilidad fisicoquímica y con una viabilidad recomendada para los efectos probióticos por un periodo máximo de 12 días. Le pueden interesar Algunos datos del colesterol

Según la investigadora, los frutos rojos que se escogieron para la creación de la bebida fueron la mora y la fresa “por sus componentes como fenoles y antocianinas, entre otros, que han demostrado tener potencial antioxidante”.

Con la elección de estas frutas, la microbióloga Bernal busca contribuir a reducir pérdidas pos cosecha de la cadena agroindustrial, especialmente en la región Andina, donde las comunidades cultivan estos frutos.

Recomendaciones

La magíster aclara, que los probióticos y prebióticos “pueden estar en un mismo alimento según su composición y el objetivo en la formulación del producto final, además de las condiciones y características tecnológicas en el diseño del alimento”.

Por otra parte; advierte que se debe garantizar que los microorganismos estén vivos a la hora de consumir el producto para generar efectos favorables en el organismo de la persona.

Por: Genny Mantilla. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here