Los retos de Colombia para superar la pobreza rural

La pobreza en Colombia ha disminuido de un 28% a un 26,9% en todo el territorio, sin embargo, las zonas rurales siguen siendo las más afectadas.

0
250
Cristian Garavito / El Espectador

A pesar de los esfuerzos del Gobierno Nacional y otras entidades, sigue siendo muy baja la disminución de la pobreza en zonas rurales en Colombia, y por el contrario sigue aumentando la desigualdad. Departamentos como el Chocó, la Guajira y el Cauca, son las zonas que más requieren atención.

Así se concluyó el pasado miércoles, cuando se llevó a cabo el seminario Internacional “Protección social rural en Colombia: Avances y desafíos para romper el ciclo de la pobreza rural”. Chile, México, Paraguay y Perú, fueron algunos de los países invitados para hablar sobre esta problemática que se presenta en el panorama general de América Latina.

El objetivo principal era que los asistentes a este evento, pudiesen compartir experiencias que han contribuido a la protección social y reducción de pobreza. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el programa prosperidad social, fueron los promotores de la actividad para analizar qué se ha hecho, por qué siguen sin ser efectivas las acciones combatir la pobreza en Colombia y qué falta por hacer.

Y es que de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE,  entre el año 2016 – 2017,  la pobreza en Colombia ha disminuido de un 28% a un 26,9% en todo el territorio, sin embargo, las zonas rurales siguen siendo las más afectadas. (Le puede interesar: Pobreza en América puede combatirse desde la agricultura: IICA)

Conclusiones 

Expertos coincidieron que para la disminución de la pobreza en las zonas rurales, en Colombia se deben dar a pasos agigantados. Lo ideal, según explicaron, es el fortalecimiento de los sistemas de protección social, para así avanzar hacia un desarrollo rural sostenible y equitativo. (Le puede interesar: Población campesina y pobreza en América Latina)

Así mismo reafirman que lo primero por hacer es acabar con el hambre, a partir de fortalecer una agricultura sostenible, que a su vez, consolidará la soberanía alimentaria de las zonas rurales.

Experiencias internacionales 

Pablo Faret, consultor regional en protección social y desarrollo rural de la FAO dijo que Colombia puede vincular su Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural con políticas para enfrentar la pobreza rural, mediante la transferencia de insumos o de activos agrícolas, como lo vienen haciendo países de Asia y África donde también es evidente esta problemática.

Por su parte, Chile y Uruguay son ejemplo, de la necesidad de consolidar estrategias de planificación, donde se promuevan proyectos familiares agrícolas.

Por: Angelline Molina. Estudiante de Comunicación Social.
Editor: Mónica Lozano. Editora – Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here