Mayo, mujer y madre

En todo el mundo se hacen celebraciones, aniversarios o conmemoraciones y esto se consigue gracias a los calendarios o almanaques, pues si no fuera así no estaríamos de acuerdo en las fechas.

Por: Dr. Luis Alejandro Salas Lezaca  

En todo el mundo se hacen celebraciones, aniversarios o conmemoraciones y esto se consigue gracias a los calendarios o almanaques, pues si no fuera así no estaríamos de acuerdo en las fechas.

campesina

Cada uno estaría en un día diferente. Por lo general respetamos los onomásticos aunque a veces no estemos de acuerdo con la conmemoración. Así, muchas damas se sienten molestas por sus cumpleaños cuando llegan a cierta edad.

Unos no son partidarios del día del hombre porque dicen que se celebra solo por complacencia o por equilibrio con el día de la mujer. La navidad se celebra el 25 de diciembre pero en algunos sectores esto no se tiene en cuenta. Ni siquiera la fiesta del año nuevo, porque hay calendarios diferentes y están en otro año.

Pero hay zonas o regiones más o menos grandes donde sí hay acuerdo para realizar festejos por determinados motivos. Y en ciertos casos las celebraciones no duran un día sino semanas, meses y años.

Aquí el mes de mayo es el mes de la mujer. Y dentro de este mes, el segundo domingo, por disposición oficial,  es el día de la madre.  Y aunque se han hecho muchos cambios en la vida y organización familiar y social, la madre es mujer. Cuando decimos que un hombre es una madre, es en sentido figurado y no real.

Algunos dicen que son los comerciantes y fabricantes los que promueven y buscan las celebraciones, para poder hacer promociones y propagandas y lograr que la gente gaste, compre, regale. Por eso el día de los novios, el día de la amistad, el día del padre, el día del niño, el día del adulto mayor y el día de cada profesional.

No quiere decir que solamente en el día señalado para conmemorar debe festejarse. Todos los días deben ser día de la madre pues cada día debe demostrarse el afecto, el cariño, el reconocimiento y no solamente el segundo domingo de mayo. Pero es interesante que los distintos sectores sociales se pongan de acuerdo para en una fecha dedicar una especial atención a las demostraciones de afecto y amor.

 

No quiere decir que hay que hacer grandes gastos y comprar asuntos muy  costosos para quedar bien. Con la mamá no se necesita quedar bien, porque ella sabe, ella siente, que hay amor filial. Ella no necesita de demostraciones ostentosas sino de expresiones sentidas y sinceras de aprecio, de amor.

En la copla se dice que “no hay como la mama de uno”. Y eso es verdad. Así como para ella no hay como el hijo de una. Y sea hija única o sea hijo de un grupo numeroso.

¡Que vivan las madres!  Que sientan  que las queremos.

O ¡que viva la memoria de la madre!

¡Que viva mi mama!

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.