Mejorar la convivencia, el reto del nuevo Código Nacional de Policía

Con el objetivo de mejorar la convivencia de los colombianos, cursa en el congreso la reforma al Código Nacional de Policía y Convivencia, un instrumento que en más de 40 años no había sido actualizado.

Por: Nelson David Ruiz Guzmán Facilitador de las EDC de Cundinamarca

La convivencia es la interacción pacífica, respetuosa y armónica entre las personas, con los bienes, y con el ambiente, en el marco de un ordenamiento jurídico.

SAB2

Así está plasamada su definición en el artículo 5 del nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia que cursa trámites en el Congreso de la República para ser aprobado.

Más que sancionar, el objetivo principal del nuevo código es el de brindar herramientas de convivencia para la sociedad, actualizar las normas de convivencia que sin duda son diferentes a las de hace 40 años. Dejar claras multas y sanciones para quienes transgredan sus artículos y hacer que la tolerancia y el respeto estén presentes en todos los comportamientos de los colombianos.

Dentro de las nuevas normas de convivencia se plantean sanciones para quien intimide a otra persona por medio de redes sociales o publique sus fotografías privadas. Indica también que quien pinte un grafiti sobre un muro no autorizado o una zona de interés cultural tendrá que borrarlo y dejar el lugar como estaba.

El nuevo código prohibirá los parlantes en los buses para evitar molestias o roces entre conductores y pasajeros que alteren su convivencia. Los establecimientos encargados de comprar y vender celulares tendrían que contar con autorización del Ministerio de Tecnologías, para evitar el tráfico de equipos robados.

En fin, son cerca de 392 reglas las que hoy se discuten en el Congreso de la República que buscan mejorar la convivencia de los colombianos y que, de transgredirse, pueden generar multas desde los cuatro (4) hasta los treinta y dos (32) salarios mínimo diarios legales vigentes (SMDLV).

El código contiene normas que van desde la privacidad de las personas, teniendo en cuenta medios tecnológicos y redes sociales, hasta comportamientos en sistemas de transporte masivo.

La naturaleza de este código es de carácter preventivo y de convivencia que introduce una serie de deberes a los ciudadanos que permitirá mejorar la convivencia social, y con el medio ambiente.

Enhorabuena por esta iniciativa que persigue que haya cada día un mejor comportamiento y que la comunidad sienta que hay un orden público en el ámbito nacional y en cada uno de los escenarios donde se mueve. Pero ante todo esta apuesta por mejorar la convivencia, sea considerada por todos como una herramienta de protección frente al diario vivir.

La norma es importante, regula el comportamiento del ser humano en sus distintos contextos. Pero no olvide que portarse bien es una consigna que debe estar en el corazón y la mente de cada colombiano y no en un compendio de reglas que, a la postre, sólo se hace evidente su violación si hay alguien que lo denuncie.

Con código nuevo o sin éste lo mejor es mantener un excelente comportamiento. A portarse bien.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.