Monseñor Héctor Julio López, 50 años de vida sacerdotal al servicio de la comunidad

En el marco de esa ceremonia se reconoció el legado que  ha dejado y deja a sus seminaristas, sacerdotes y comunidades; así como su proceso y metas cumplidas, su servicio y entrega; por toda una vida de misión pastoral.

0
286

El pasado sábado 7 de julio en la Catedral del Inmaculado Corazón de María sacerdotes, religiosos y laicos que hacen parte de la Diócesis de Girardot se reunieron para agradecer a Dios por los 50 años de vida sacerdotal de Monseñor Héctor Julio López Hurtado.

“Gracias por su compañía, todos unidos en acción de gracias a Dios es a él a quien debemos agradecerle, es el quien ha estado cercano a nosotros”, fueron las palabras de Monseñor Héctor en este homenaje.

En el marco de esa ceremonia se reconoció el legado que  ha dejado y deja a sus seminaristas, sacerdotes y comunidades; así como su proceso y metas cumplidas, su servicio y entrega; por toda una vida de misión pastoral.

La vida de Monseñor

Monseñor Héctor Julio López Hurtado nació en Tunja el 23 de Julio de 1941. Cursó los estudios se secundaría y de filosofía en los Seminarios Salesianos de Bogotá y de Mosquera. Estudió la teología en Benedickbeuren (Alemania).

Ya sacerdote, continuó los estudios teológicos en la Universidad Gregoriana de Roma y luego se especializó en catequesis en el Instituto Pío X de Madrid.

Emitió la profesión religiosa en la Sociedad Salesiana de Don Bosco el 29 de Enero de 1958 y recibió la Ordenación sacerdotal en Benedickbeuren el 30 de Junio de 1968.

Estando Monseñor Ardila administrado la Diócesis, en su condición de Obispo Emérito, recibió noticia del nuevo prelado para la iglesia de Girardot, en la persona de  Monseñor Héctor Julio López Hurtado, su sexto Obispo.

Fue consagrado, en la ceremonia presidida por Monseñor Ángelo Acerbi, Nuncio de su Santidad y concelebrada por el señor Cardenal Mario Revollo Bravo y la presencia de numerosos Obispos y  Sacerdotes el 27 de febrero de 1988. Cabe destacar, cómo en esta misma ceremonia se realizó la Consagración de Monseñor Héctor Julio, la erección canónica del nuevo Vicariato y su posesión como primer Obispo.

Cuando el 29 de octubre de 1999, el Papa Juan Pablo II elevó el Vicariato Apostólico de Ariari a Diócesis, con el nombre de Granada en Colombia, Monseñor López Hurtado fue designado como su primer Obispo diocesano. Encontrándose en este servicio pastoral, el 15 de junio de 2001 fue nombrado por el Santo Padre, Obispo de Girardot. Con la presencia del señor Nuncio de su Santidad Beniamino Stella, del señor Cardenal Pedro Rubiano Sáenz, Obispos, Sacerdotes, y delegaciones de todas las parroquias, se posesionó como Obispo de esta sede el 8 de septiembre de 2001.

*Biografía y fotos tomadas de www.diocesisdegirardot.org

Por:  Sandra Patricia Romero – Facilitadora EDC Cundinamarca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here