Monseñor Óscar Romero del Salvador, será canonizado en el Vaticano

Con misas y vigilias de oración, la Arquidiócesis de San Salvador invita a los devotos de la fe para celebrar la canonización de monseñor Óscar Romero el día 14 de octubre en el Vaticano.

0
177
Andina.

Ahora los párrocos celebran con misas de acción de gracias la memoria de monseñor, también recuerdan algunas de sus palabras días antes de morir “Dios está conmigo y si algo me sucede, estoy dispuesto a todo”. Le puede interesar: La oración del Papa Francisco por los jóvenes.

Óscar Arnulfo Romero nació en El Salvador un 15 de agosto del año 1917, su inclinación hacia el sacerdocio empezó desde muy joven. A sus 24 años de edad ya se había convertido en sacerdote de San Salvador.

Luchó por el quebrantamiento de los campesinos, que entre los años setenta se encontraban en una violenta guerra desatada entre la guerrilla y el gobierno en El Salvador.

Monseñor y su lucha por los derechos de los campesinos 

En la década de los 70, monseñor encaminó su trabajo hacia los derechos de los campesinos de su país. En ese entonces, El Salvador era una sociedad polarizada. Por un lado los ricos, que cada día se volvían más ricos; y por el otro los pobres, quienes cada día tenían menos oportunidades.

Monseñor Romero quien se desempeñaba como arzobispo para el año 1977, denunciaba la situación de pobreza, miseria y maltrato a los campesinos. “Nadie puede poner las manos sobre otro hombre, porque el hombre es imagen de Dios. No matarás”, mencionaba monseñor en sus prédicas.

“Teología de la liberación”  

Uno de los grandes logros que tuvo monseñor en su obra eclesiástica, fue crear entre varios sacerdotes el movimiento “Teología de la liberación”, el cual favoreció a los campesinos víctimas del conflicto entre el gobierno y las guerrillas del país.

La teología de la liberación fue tomando fuerza paulatinamente en Latinoamérica; a través del evangelio ayudaban a los pobres y enfatizaban en la igualdad de riquezas.  “¿Dónde está la justicia de nuestra patria, dónde está el honor de nuestra democracia?” Alegaba monseñor en entrevista con VTV, cadena de televisión venezolana.

San Romero de América

Dada su perseverancia en la fe y su constante lucha por defender los derechos de los campesinos, a monseñor lo nombraron como San Romero de América. Hay quienes aseguran que mientras monseñor más defendía a los pobres, más querían callarlo.

El 3 de marzo de 1980, monseñor ofreció una de las homilías más fuertes que haya hecho en público después de estar tres años en el cargo de arzobispo: “Hermanos, son de nuestro mismo pueblo, matan a sus mismos hermanos campesinos”. El 24 de marzo de 1980 muere monseñor mientras celebraba una misa en  la capilla del hospital Divina Providencia en la colonia Miramonte de San Salvador.

Por: Angelline Molina. Estudiante de Comunicación Social.
Editor: Lina María Serna. Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here