Movimiento Campesino

0
1482

¿Fue realmente un grupo de empresarios quién llevó a los paramilitares al Valle del Cauca? El libro del Centro Nacional de Memoria Histórica cuenta cómo se gestó la violencia contra los movimientos campesinos en esta zona del país.

Por: José David Castro Pino
Coordinador EDC Valle del Cauca

El Valle del Cauca, por su ubicación geográfica, es un punto neurálgico de conexión con el Pacífico, el Eje Cafetero y el centro del país, cuna de movimientos políticos importantes. Es un departamento que ha sufrido durante décadas por cuenta de la violencia entre liberales y conservadores, del conflicto armado interno y del surgimiento del fenómeno del narcotráfico y sus aparatos armados.

Departamento del Valle del Cauca.
Departamento del Valle del Cauca.

En ese orden de ideas, este libro del Centro Nacional de Historia aborda todas esas violencias vividas en los movimientos campesinos, así como factores estructurales en materia de propiedad y tenencia de la tierra y la vocación agrícola de la zona plana y de la cordillera.

Frente a esto los movimientos campesinos han promovido procesos organizativos y prácticas de participación en la política local y regional, a través de los cuales siguen luchando por derechos históricos.

Es así como el Centro Nacional de Memoria Historica, tras meses de investigación, numerosas entrevistas con movimientos campesinos, consulta de archivos judiciales, revisión de informes de la Defensoría del Pueblo y trabajo de campo, publicó el libro “Patrones” y campesinos: tierra, poder y violencia en el Valle del Cauca, que analiza la evolución del movimiento campesino de este departamento entre 1960 y 2012 y cómo “los distintos métodos de violencia y control social territorial” implementados por los grupos armados “estrangularon” a las organizaciones agrarias y movimientos campesinos. “Se destruyeron las redes de relacionamiento social y político construidas entre organizaciones, así como los procesos productivos que venían impulsando”, expresa el Centro de Memoria Histórica.

“Patrones” y campesinos: tierra, poder y violencia en el Valle del Cauca, es publicado en un momento crucial para el país, que está buscando una salida negociada al conflicto armado. La investigación da luces para que los negociadores del Gobierno Nacional y las Farc no vayan a cometer graves errores que afecten los movimientos campesinos como los producidos en el proceso de desmovilización de las AUC que generaron nuevos ciclos de violencia.

El libro deja una gran lección que debe ser aprendida por los negociadores que están en Cuba. Crear las condiciones necesarias para evitar que los futuros excombatientes no vuelvan a delinquir y no engrosen las filas de los grupos narcotraficantes o bandas criminales que están regados a lo largo y ancho del país afectando los movimientos campesinos. Para ello, es vital que el Gobierno logre una desmovilización casi simultánea con la guerrilla del ELN y de ser posible, por qué no, someter a la justicia a las Bacrim.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here