Nairo Quintana, el rey boyacense de la 50ª Tirreno-Adriático

Nairo Quintana es el rey boyacense de la versión 50ª de la carrera Tirreno-Adriático, que se llevó a cabo en Italia.

Por: Stephanie Moreno Torregrosa

Nairo Quintana, el ciclista proveniente de una familia campesina del departamento de Boyacá, luego de cubrir sin incidentes los 10 kilómetros de la contrarreloj individual que cerraban la ‘Carrera de los Dos Mares’ en San Benedetto del Tronto, logró la victoria y convertirse en el rey de los mares.

Según un comunicado oficial del Movistar Team, Nairo Quintana corría su carrera con calma, fiabilidad y talento, lo que lo condujo a otro éxito en tierras italianas.

Adicionalmente, señalaron que respaldado por las referencias de tres de sus compañeros en el top-10 de la etapa -Malori, 2º, se batió de nuevo en duelo frente a Cancellara (TFR) y cedió esta vez por sólo 4″.

“Castroviejo fue 4º; y Andrey Amador concluyó 9º-, el de Cómbita pudo administrar la ventaja que ostentaba sobre Bauke Mollema (TFR) -39 segundos finalmente reducidos a la mitad- y recoger el ‘tridente’ de campeón en un podio completado por el neerlandés (2º) y por su compatriota Rigoberto Urán (EQS)”, señaló el comunicado oficial del Movistar Team.

De una familia campesina de Boyacá y criado a base de alimentos cultivados en su mismo jardín, como la papa, zanahoria y cebolla, Nairo Quintana se ha convertido en uno de los deportistas más importantes del mundo.

Nairo Quintana ganó el Tirreno Adriatico 2015

Cortesía: Movistar Team

“Con calma no iba, pues ha sido una crono bastante exigente, un poco más larga que el año pasado y más dura. Los rivales tenían un poco más de ventaja sobre mí hoy en este terreno y he hecho la crono a tope; por suerte, ha salido ‘normal’, lo suficiente como para no perder el liderato, y estoy muy contento”, señaló Nairo Quintana, al finalizar la competencia a su equipo Movistar Team.

A su vez, agregó “esta victoria ha sido muy buena para la moral: después de la caída en la Vuelta a España, había pasado un período importante sin vivir un momento de felicidad como hoy, ese para el que uno se prepara e invierte tanto trabajo”.

Según Nairo Quintna, durante la competencia no hubo ningún percance. Sin embargo, Fran Ventoso estuvo enfermo y con fiebre, pero aun así, siempre los ayudó.

“No fue un trabajo de sólo los compañeros de equipo, sino de todo el conjunto en general: directores, masajistas, auxiliares… siempre están muy pendientes de mí, ayudándome, y a ellos y a mi familia va dedicado este éxito. Ahora descansaremos unos días antes de afrontar las clásicas de pavé la próxima semana y luego, País Vasco”.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.