Una navidad «mala leche» para los ganaderos de Cundinamarca

0
1881

Ubaté, Cundinamarca, la capital lechera de Colombia, pasa por uno de sus peores momentos a causa del bajo precio que las empresas recolectoras de leche pagan por el producto. ¿A qué se debe esta mala racha?

La capital de leche de Colombia
Vaca lechera de Ubaté.

Por: Nelson David Guzmán – Facilitador Escuelas Digitales Campesinas Cundinamarca

Los ganaderos del Valle de Ubaté no tendrán una buena navidad. Desde hace algunos meses, los precios que las empresas recolectoras de leche pagan por el producto es demasiado bajo. Una situación que afecta directamente la economía de los productores quienes están teniendo pérdidas, en vez de ganancias.

En esta zona del norte de Cundinamarca se concentran muchos campesinos que obtienen su sustento de la venta de leche a empresas que la distribuyen en el mercado nacional. Aunque el 2016 ha sido un año de grandes dificultades para ellos, la situación ha empeorado mucho más de lo que podría pensarse.

Según declaraciones de la Presidenta de la Asociación de Ganaderos del Valle de Ubaté, Patricia Escobar, a diferentes medios de comunicación, la zona ha tenido un año complicado. Esto debido al verano, las continúas intoxicaciones, la muerte del ganado por nitritos y nitratos, los altos costos de los insumos  y ahora, el bajo precio de la leche.

El precio que normalmente venía recibiendo un ganadero por litro de leche era de 850 pesos aproximadamente. Con la baja, el precio ahora es de 750 pesos. (Lea: El Cesar y La Guajira estrenan planta para producción de arroz)

Los pequeños y medianos ganaderos afirman que las empresas que compran el producto en el Valle de Ubaté, le están bajando entre 30 y 100 pesos al litro de leche como consecuencia de las lluvias y la sobre abundancia del producto.

Por cuenta de este bajo precio de la leche, las ganancias por la venta del producto han mermado mucho. No están compensando la inversión realizada para mantener vivo el negocio y no les alcanza para sostener a sus familias.

Con este panorama los lecheros piden al Ministerio de Agricultura mayor vigilancia a las empresas que compran su producto, pues consideran injusto que sean ellas las que decidan cuánto vale un litro de leche. (Lea: Café colombiano busca ser rentable y 100% sostenible)

Entre tanto, un litro de leche se vende en tiendas de barrio en por lo menos 2.500 pesos, 1.750 pesos por encima de lo que pagan las empresas recolectoras al productor.

*Este contenido es producido gracias al programa de Escuelas Digitales Campesinas como parte del ejercicio formativo y pedagógico que están desarrollando. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here