Niños en condición especial: necesidad de fomentar el reconocimiento y respeto a la diversidad

0
747

La necesidad actual que tenemos como sociedad se orienta a reconocer y respetar la diversidad, en otros términos, se trata de ver que todos somos distintos y que quienes se consideran en alguna condición de discapacidad son actores importantes en nuestra sociedad. 

Por: Nelson Enrique Molina Sánchez
Practicante Fundación Universitaria Juan de Castellanos

Históricamente, cuando un niño o niña, nacía con alguna condición diversa, llamada deformidad física o mental, se asumían como un castigo a la familia por haber cometido algún pecado. Esta idea se remonta al pensamiento religioso que perduró durante gran parte del siglo XX, y que además marcaría el discurso en torno a lo que se consideraba normal y anormal.

7

Esas concepciones y discursos, hoy día se discuten, puesto que la investigación en torno al tema y la creación de grupos de personas con condiciones diversas ha posibilitado ampliar la mirada hacia el reconocimiento de sus derechos y la necesidad de formular políticas públicas donde se les brinden apoyos y condiciones de bienestar. En ese sentido los niños en condición especial, son sujetos a los cuales se debe priorizar la atención, la cual debe orientarse a propiciar la inclusión y el respeto a la diferencia.

Si consideramos que tradicionalmente, la atención a los niños en condición especial, se realizaba con el objetivo de que adquiriera pautas básicas de autonomía, no se tenía en cuenta la necesidad de realizar un trabajo de socialización, de reconocimiento no solamente del niño, también de la familia y la comunidad para superar el discurso tradicional de la anormalidad.

La educación de los niños en condición especial debe permitirle una formación integral, que en últimas es el equilibrio en sus dimensiones psicología, social, y biológica, que lleve a que los niños en condición especial se sientan y se consideren como parte de una sociedad. A esta integralidad en la formación, se llega desde la vivencia de la autonomía, no tratando al sujeto como un incapaz, sino por lo contrario como actor y protagonista de su propia vida, para lo cual vale la pena invitar a educadores, familias y sociedad en general a iniciar la búsqueda del respeto a la diversidad.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here