Nuquí exporta pescado a grandes restaurantes de Colombia

0
1222

Con el apoyo de la Fundación Mar Viva, Nuquí se ha convertido en un referente del buen pescado en los mejores restaurantes del país

por: Miguel Ángel Arango Cifuentes  Facilitador EDC Nuqui

En Bogotá y en las grandes capitales, ya es común escuchar en sus mejores restaurantes, ¿Este pescado es de Nuquí?

Cadenas como Wok y Takami tienen dentro de sus menús, platos preparados con pescado capturado en Nuquí, especies como Pargo, Robalo, Bravo, Merluza, Corvina, Atún Blanco y muchas otras son el deleite de los colombianos.

5

Amancio Rengifo Palacios, pescador de 45 años de edad nos cuenta, “Yo soy un campesino del mar, todo lo que el mar me da es como para el agricultor la yuca o la papa, yo los nombro Pargo o Tiburón, es el fruto del agua, cada día preparo mis bollas desde las 4:00 pm  empatando anzuelos, cuadrando lancha, canaletes (remos) y machete, esto lo hago en una hora, y con las cosas de la tierra y el pescado del día anterior preparo mi comida para llevar a mi faena nocturna de pesca, salgo a las 7 pm  con la marea y me dirijo siempre a un sito que se llama el vallado, donde pesco toda la noche gran variedad de pescado”.

Pescadores como Amancio y muchos otros, llegan con sus canoas cargadas de pescado a la orilla del rio Nuquí, donde encuentran a personas contratadas por la Fundación Mar viva, quienes cuentan las especies y revisan las tallas del pescado para así comprobar que los pescadores están cumpliendo con los estándares  de conservación en tamaños y especies en su pesca cotidiana.

Ese pescado es acopiado por otra marca de pescadores llamada Fishmare, quienes son los encargados de seleccionar y guardar en las condiciones requeridas por la marcas compradoras, para que se cumplan con todas las normas de calidad y conservación en el lugar de despacho. Nos cuenta el señor Gerardo Ortiz Palacios: “Aquí en  Fismare Nuquí, empresa de pescadores entregamos todo nuestro saber del mar para que nuestro pescado llegue a las mesas colombinas conservando todos y cada uno de los nutrientes, como si el pescado estuviese recién salido del mar.  Cabe resaltar señores de El Campesino, que nuestro pescado no dura más de 72 horas del mar Pacifico  a la mesa de los Bogotanos, es por esto que nuestra marca es calidad total”.

Es importante enaltecer la labor de las Escuelas Digitales Campesinas, pues los hijos de los pescadores que están tomando los cursos con  Acción Cultural Popular ya están dando a sus padres los primeros “pinitos” para usar cuadros y llevar sus cuentas de manera ordenada.

Duban Felipe Hinestroza Rengifo, hijo de Amancio el pescador, resalta la labor de las escuelas  diciendo “Yo soy uno de los que le enseño a mi papa a llevar las cuentas en Excel aunque él se enoje y no quiera sino su lancha y sus anzuelos, siempre le recomiendo que es bueno para saber qué pesca, cuánto pesca, qué clase de pescado y cuánto se ganó”.

Es importante que valoremos la labor de nuestro campesino del mar, su pesca y sus ganas para criar a sus hijos a fuerza de pescado. Por eso, ¡a comer pescado!

1 Comentario

  1. esto es un mensaje para que personas en nuqui y en el resto del país que no tienen un buen salario o quizá que no tiene trabajo busque en la naturaleza ya que esta tiene para todos y es mucho lo que nos puede brindar para que nosotros la tomemos como una ocion de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here