Ordenación pesquera en la Represa de Prado

Disminución de la pesquería, desaparición de especies nativas y uso de artes no permitidas son las principales problemáticas que se presentan en el cuerpo de agua.

Por: AUNAP

De la represa depende el sustento de las comunidades de pescadores de los municipios de Prado y Purificación (Tolima); y en épocas de subienda, otras poblaciones aledañas.

Foto: Mapio.com

Foto: Mapio.com

Sin embargo, en los últimos años la comunidad ha denunciado una problemática, generada por la introducción de especies exóticas y el uso de artes de pesca no reglamentadas.

Conscientes de esta realidad, la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), en cooperación con la Universidad del Tolima, pondrán en marcha a finales de mayo un proyecto de investigación que consistirá en un monitoreo biológico-pesquero de todas las especies que se capturan en el embalse, seguido de una evaluación de la eficiencia de las artes de pesca que están siendo utilizadas, y por último, una caracterización del perfil socio- económico de las comunidades de pescadores que capturan en este cuerpo de agua.

“El propósito del estudio es que, para finales del presente año pueda disponerse de una información consolidada, que nos permita implementar un plan de manejo para la ordenación pesquera del embalse”, señaló Hermes Mojica, profesional especializado de la Aunap.

Durante la investigación van a identificarse las especies que habitan en el cuerpo de agua, las tallas de captura, épocas de madurez, eficiencia de las artes y de qué manera están impactando los ecosistemas, al igual que se obtendrá un perfil más preciso de los pescadores y sus necesidades.

A pesar que durante varios años se hicieron investigaciones y monitoreo de la pesquería, los análisis de estos estudios previos no muestran un patrón de comportamiento de los recursos pesqueros en relación con su oferta, como por ejemplo en el tema de tallas medias y el esfuerzo pesquero, es decir, embarcaciones, artes, volúmenes de captura total y por especie.

Por esto, la información disponible es muy dispersa y no hay cifras consolidadas; por ejemplo, hay reportes en los que se asegura que hay más de 150 pescadores en la zona, otros relacionan menos, repartidos en cinco comunidades; en cuanto a la producción, hay cifras que hablan de 142 toneladas al año, y otros aseveran que son 600.

Toda la información anterior es la que va a verificarse, por petición de las comunidades de la zona, pues también se habla de un desplazamiento de las especies.

“En los registros históricos se registra que en 1989 el cuerpo de agua lo poblaban 21 especies y diez años después se relacionaron 19 especies. Sin embargo, también se registran especies como la cháchara, la mojarra amarilla, además de cultivos en jaulas.

“La comunidad nos ha pedido que hagamos repoblamiento con la tilapia nilótica, pero esto es casi imposible, porque el Ministerio de Ambiente la tiene restringida”, puntualizó Mojica.

Por último se informó que la Empresa de Energía del Pacifico (Epsa), administradora de la Central Hidroeléctrica de Prado, también mostró su interés en apoyar la iniciativa, y una vez culmine el estudio por parte de la Aunap, quiere continuar financiando la investigación hasta abril del próximo año para completar el ciclo.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.