Ordenan restitución en Sabana de Torres, Santander.

Restitución de tierras en Sabana de Torres, Santander se dará por un nuevo fallo en el Magdalena Medio.

Por: Stephanie Moreno Torregrosa

Restitución de tierras en Sabana de Torres, Santander, se dará por fallo en el Magdalena Medio, además retornarán a su dueño el valor comercial del predio a su propietaria actual, pues reconoce que actuó de buena fe en la adquisición del mismo

Según un comunicado de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), las 71 hectáreas que conforman el predio Alba María, ubicado en zona rural de Sabana de Torres, Santander, volverán a manos de una familia víctima de la violencia.

La orden del fallo dictado por el Tribunal del Magdalena Medio, estimó el pago a la actual propietaria, debido a que como lo estima la URT, el despojo del que fue víctima el campesino dueño legítimo de las tierras, lo inhabilitó para cumplir un compromiso financiero adquirido con una entidad bancaria, lo que resultó en el embargo y posterior remate del predio.

“Cuando la entidad financiera agotó los mecanismos utilizados en estos casos, el predio fue rematado en subasta y adquirido por un hombre, quien tres años después, lo vendió a quien hoy ejerce como ocupante actual”, señaló el comunicado de la URT.

A su vez, agregó “el fallo otorga el derecho a la compensación al reconocer que la actual propietaria adquirió el predio de buena fe durante una transacción legal, y que ella confió en la transparencia y autenticidad de la misma, debido a que el predio había sido adquirido por el vendedor en una subasta realizada por un juzgado”.

Restituirán tierras en Santander

Restituirán tierras en Santander

LA HISTORIA DE UN DESPOJO

La historia del despojo de los predios Alba María, ocurre en 1990 cuando un habitante vivía allí con su familia en la vereda de San Vicente de Chucurí. Según narra el testimonio a la URT, ellos se dedicaban a labrar el campo y para el año 2000, su tranquilidad se vio interrumpida por el ingreso a la zona de un grupo armado desconocido que asesinó a dos integrantes de esta familia.

Según la URT, el temor justificado del núcleo familiar motivó su desplazamiento, en 2001, a Sabana de Torres, Santander, donde un hermano de Carlos, quien les ofreció apoyo y refugio incondicional.

“El solicitante y su hermano adquirieron un predio rural que explotarían para conseguir el sustento de la familia y que se convertiría en su nuevo hogar, es allí que empieza la historia de Alba María. Luego de las labores de limpieza y cerramiento el terreno, estuvo apto para ser habitado y Carlos se mudó allí con su esposa y sus hijos, todo parecía indicar que la vida le volvía a sonreír a esta familia”, puntualizó el comunicado de la URT.

A su vez, agregó que “a finales de 2001, los hermanos solicitaron un crédito al Banco de Bogotá para cancelar el saldo pendiente por la compra del predio, y todo parecía estar bien, hasta que en enero de 2002, cerca de la medianoche, llegaron al predio un hombre y una mujer a bordo de una motocicleta, vestidos de civil y portando armas de fuego”.

Se cuenta que las personas que ingresaron a los predios, llamaron al padre de familia, quien desde adentro de su casa había logrado divisar lo que ocurría en la entrada del predio, logrando con ello escapar con su esposa e hijos, por lo que ahora con esta restitución tienen una nueva oportunidad de volver al lugar que alguna vez fue su hogar.

  1. milton daniel torres hoyos 24 Marzo, 2015, 7:36 pm

    es algo muy aterrado por que se que es vivir un desplazamiento es algo que nunca a nadie se lodesearia quiero desirles a las personas que despojan a otras de sus predios no lo agan por que es algo que hemos logrado con mucho empeño

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.