Revolución verde: invitación del Papa Francisco

0
475

Revolución verde es el llamado urgente que hace el Papa Francisco al mundo. Hace ya un año, el Papa publicó su histórica encíclica Laudato Si’: Sobre el Cuidado de Nuestra Casa Común, donde cuestiona la critica situación ecológica del mundo. Pero como creyentes, ¿Cómo podemos ayudar en esta revolución?

 

 verde

Por Jonathan Rozo

Se ha convocado del 12 al 19 de junio a la “Semana Laudato si“, que busca celebrar el primer aniversario de la publicación de la histórica encíclica del Papa sobre el cuidado de la casa común. Esta iniciativa invita a “reflexionar en el mensaje de este documento y tomar acción trayéndolo a la vida”.

Aquí el Pontífice envía un llamado urgente a “cada persona viviendo en este planeta” sobre la actual crisis climática y social, pues ya no vale todo para conseguir desarrollo o bienestar humano a corto plazo, porque “la gravedad de la crisis ecológica nos exige a todos pensar en el bien común”, sostiene el Papa. Además, aborda temas como el cambio climático, la degradación ambiental y la extrema pobreza con el actual sistema económico que están destruyendo al hombre.

La “revolución verde” es la manera de ayudar como seres humanos al mundo natural, y más aún, como cristianos la debemos entender como una “conversión ecológica”, es decir, con acciones concretas reducir los daños a nuestra casa común, que al final se convierten también en daños en la vida social. Es triste que los cristianos hayamos olvidado la enseñanza bíblica tan importante de cuidado y administración de la creación, y nos hayamos dejado arrastrar por el desorden consumista que está abusando y destruyendo la creación de Dios.

Para ayudar a construir esta “revolución verde” es necesario dejar de lado la actitud del hombre consumista, autorreferencial y aislado, y optar por la actitud del hombre creyente verdaderamente regenerado y convertido que se caracteriza por: Ser consciente de la responsabilidad social, moral y no sólo económica de todos sus actos.

Comparto algunos consejos concretos con los que el Papa nos anima a proteger nuestra casa común:

  1. Calefacción: nos aconsejó abrigarse más y evitar prenderla.
  2. Evitar el uso de material plástico y de papel.
  3. Reducir el consumo de agua.
  4. Separar los residuos.
  5. Cocinar sólo lo que razonablemente se podrá comer.
  6. Tratar con cuidado a los demás seres vivos.
  7. Utilizar transporte público o compartir un mismo vehículo entre varias personas.
  8. Plantar árboles.
  9. Apagar las luces innecesarias.
  10. Dar gracias a Dios antes y después de las comidas.

Finalmente,  la solución a esta crisis ecológica es la conversión interior o ecológica “que implica dejar brotar todas las consecuencias del encuentro personal con Jesucristo en las relaciones con el mundo”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here