Alerta por daño a pastos marinos que regulan el ambiente marino

0
492
Imagen de: Banco de Occidente

“Modelación de Ecosistemas Costeros”, es una investigación abordada por estudiantes y tutores de cuatro sedes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.); cuyos integrantes son de las sedes Medellín, Caribe, Bogotá y Palmira.

La investigación se ha realizado con el objetivo de evaluar algunas áreas de influencia turísticas; además, la incidencia humana en terrenos costeros y sus efectos en el ambiente. Le puede interesar: Graves efectos secundarios del turismo desmedido en San Andrés y Providencia

Del proyecto se dedujo que, las áreas por fuera de la protección de la barrera de coral, y las que están más cercanas al tacto humano, son las más afectadas por falta de captura de CO2.

El inconveniente radica en que estas zonas presentan menos captura de CO2 (gas de efecto invernadero). Esto, debido a la intensificación de actividades turísticas o dragados (Limpieza de rocas y sedimentos en lagos, bahías y puertos, por medio de máquinas)  en sus áreas de influencia.

Para llevar a cabo esta investigación, se examinaron muestras de cuadrantes de 0,25 m2, en cuatro áreas y tres tipos de profundidades dentro de la bahía de San Andrés: Rocky Cay, Sprat Bight Beach, Old Point Mangrove y el Muelle Departamental durante un año.

Entre las muestras que se estudiaron se encuentran los pastos marinos. Estos pastos son denominados como, angiospermas porque son diferentes a las algas marinas y crecen en fondos arenosos.

Asimismo, han evolucionado en tierra firme al mar, por tanto, son los que están al contacto de turistas y la actividad humana en el mar.

Según Luis Alberto Guerra Vargas, líder de la investigación, se identificó una menor capacidad de captura de gas de efecto invernadero en:

Rocky Cay, al sur de la Isla, y en Sprat Bight Beach, al norte. Pero, en Old Point Mangrove y el Muelle Departamental, situado entre la Isla y la barrera de coral, se evidenció un mejor rendimiento por los pastos.

Los pastos marinos, guardianes de los corales

El CO2 produce un aumento de temperatura en el agua marina, ya que el gas retiene el calor e intensifica los niveles de acidez; esto provoca la muerte de corales y peces.

Otra consecuencia del gas de efecto invernadero es el blanqueamiento de los corales. Le puede interesar: San Andrés un paraíso de encantos y adversidades

Ecosistemas costeros y marinos como manglares, pastos y marismas capturan CO2 en sus sedimentos y se nutren de él para crecer. A medida que este es absorbido y enterrado, sus efectos van siendo “neutralizados”. Según afirma la agencia de noticias U.N.

Cerca del 83% del CO2 en el planeta circula a través de los océanos; y cerca del 50% sedimentado en el mar se encuentra en manglares, marismas y pastos marinos. Según los datos de The Blue Carbon Initiative (coordinada por la Unesco, Conservación Internacional y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Por tal razón, el proyecto “Modelación de Ecosistemas Costeros”, busca generar conciencia y buenas prácticas tanto para visitantes de zonas costeras, como para autoridades nacionales y locales.

“La intención de la investigación es mostrar la manera en que San Andrés podría contribuir a la mitigación del cambio climático y a la preservación de especies marinas si se protegen estos ecosistemas estratégicos”, asegura Yurshell Rodríguez, integrantes del equipo de investigación.

Por: Andrés Arias. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo.
Editor: Lina Serna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here