Pastos mejorados para emitir menos gases de efecto invernadero

Según las proyecciones realizadas por Jesús David Martínez, investigador de la Universidad Nacional de Colombia el uso de pastos mejorados contribuirá no solo al medio ambiente sino también a la producción ganadera.  

0
803
You Tube

El metano es un gas de efecto invernadero más dañino que el dióxido de carbono y es producido especialmente por la ganadería. Los expertos a nivel mundial aseguran que actualmente, el metano contribuye al calentamiento global en un 15%, y a finales de este siglo superará al dióxido de carbono.

Teniendo en cuenta esa situación, en Colombia se ha trabajado en pastos mejorados, que según Jesús David Martínez, investigador de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira y del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), lograron disminuir la generación de gases de efecto invernadero en un 46%.

De acuerdo con el investigador, estos pastos no solo disminuyeron los gases tóxicos que suben a la atmósfera, sino que aumentaron en un 82 % las utilidades de los ganaderos dedicados a la cría, y en un 238 % las de quienes trabajaban la ceba de bovinos.

“Mejorar la alimentación reduce las emisiones de metano por cada litro de leche producido o cada kilo de carne generado. Esto se debe a que la pérdida energética durante el proceso digestivo se reduce”, señala el investigador.

Encuesta a ganaderos

Con el fin de optimizar la investigación se encuestaron a 340 ganaderos del pie de monte llanero, en el que se evaluaron diferentes variables: la cantidad de tierra de cada productor, los animales que tenían, sus cultivos, el tipo de pasto de su predio e indicadores socioeconómicos como su composición familiar y los ingresos.

Los encuestados se dividieron en 3 grupos: productores de crías, aquellos que trabajan en el crecimiento de novillos para su venta y aquellos que trabajan en la cría, la venta de bovinos y producción de leche.  El objetivo era determinar cómo se puede mejorar el rendimiento en cada una de las fincas de los diferentes tipos.

Según plantea, es necesario tener en cuenta diferentes tipos de unidades de producción, lo que a su vez puede servir de insumo para establecer programas de crédito.

“Conocer la manera específica en que cada técnica incide en el rendimiento de pequeñas y grandes fincas permite plantear políticas públicas para el sector. En el caso de los créditos, los asesores pueden orientar a los usuarios cuando llegan a solicitarles un préstamo, indicándoles, según las proyecciones, con cuál estrategia podrían sacarle más provecho a sus fincas”,indica Martínez.

Por: Shaira Pulido. Estudiante de Comunicación Social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here