Las plantas serían determinadoras del sabor de la miel en Antioquia

Así lo concluye un estudio de la Escuela de Biociencias de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín.

Foto tomada de Pixabay

En el municipio de Santa Bárbara – del Suroeste antioqueño – el 25 % de las muestras de varios tipos de miel estudiadas provino de Cordia, un género de arbustos, y de un árbol llamado ‘nogal cafetero’; el 17 %, de café; el 13 %, de plantas Asteraceae (con flores sobre las ramas o extremidad del tallo); y 11 %, de dormidera, nombre con el que se conoce la Mimosa púdica.

Así lo concluye un estudio de la Escuela de Biociencias de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín, cuyo objetivo fue conocer de qué plantas se alimentan las abejas y cómo influyen en la miel que estas producen.

Miel de buena calidad

Explica César Augusto Velásquez Ruiz, profesor de dicha escuela que las pruebas fisicoquímicas permiten definir los principales indicadores de calidad de la miel. Le puede interesar: Extinción de las abejas afectaría duramente cultivos de café

Por ejemplo, el pH de todas las mieles osciló entre tres y cuatro, un buen indicador, ya que el estándar se encuentra entre tres y cinco. En otros municipios del suroeste como Betania, Salgar, Bolívar, Támesis y Santa Bárbara, las mieles fueron más oscuras y con sabor ácido. En general todas las muestras analizadas fueron de buena calidad.

El polen de las mieles es un buen reflejo de las plantas que las abejas visitan. Los resultados sirven de pista a los agricultores y apicultores para conocer cuáles plantas deben sembrar alrededor de sus apiarios en pro de una mejor producción y rentabilidad, teniendo en cuenta las épocas de floración de las mismas.

Otros municipios analizados

El análisis también se hizo en la subregión del oriente de Antioquia, en municipios como Guarne, San Rafael, La Unión, Concordia, Támesis, Sonsón, y El Carmen de Viboral. Le puede interesar: Con proyecto de ley, Colombia busca salvar abejas

En la zona no hay un cultivo masivo, pero en cada municipio sí existen unos más representativos, como el de papa en La Unión o el de fríjol en El Carmen de Viboral. El profesor explica que “las mieles de estos sectores fueron dominadas por Solanaceae, un tipo de plantas del que hace parte el tubérculo, y Fabaceae, en el que se incluye el fríjol”.

Otras plantas comunes de las que las abejas toman el polen son los árboles yarumos, además de algunas de la familia Asteraceae, de las que hacen parte el margaritón, el girasol y las dalias. Por ejemplo, para el caso de las muestras de mieles de San Rafael se encontró como fuente de polen un árbol llamado ‘Tapirira’.

“Muchos apicultores llevan las abejas a un sitio y dejan que busquen alimento solas, pero no saben realmente cuáles son todas las plantas que visitan, pues ellas se pueden desplazar hasta tres o cuatro kilómetros buscando el recurso”, comenta.

A partir de los resultados es posible conocer qué plantas visitan las abejas y con qué frecuencia, lo que es clave para cultivar y darles una oferta permanente. Le puede interesar: Del oro ilegal a lo dulce de la miel y del oro verde

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.