Postura de Colombia ante la 90a Reunión de la CIAT.

La delegación colombiana que estará presente en la reunión de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) llevará una contrapropuesta al incremento en 25 días de veda, que fue la iniciativa presentada por el personal científico de la comisión, como medida para mitigar los efectos de la pesca sobre los atunes del Océano Pacífico Oriental (OPO) para el año 2016.

Por: AUNAP.

“Sin duda, éste es uno de los temas más polémicos pues resultaría en 87 días de veda para los buques de cerco más grandes” indicó Otto Polanco Rengifo director general de AUNAP.

7

Por lo anterior, Colombia encabezó la solicitud a la Comisión, para que el personal científico de CIAT proponga formalmente en la reunión que se llevará a cabo del 27 de junio al 1° de julio, en La Jolla (California, Estados Unidos), medidas alternativas al incremento de los días de veda, tales como la definición de prohibiciones espaciotemporales, establecimiento de vedas para los buques cerqueros de todos los tamaños y a los buques palangreros también, entre otras.

Acerca de éste tema, Colombia propone que se fije un número de plantados de acuerdo con la capacidad de almacenamiento del buque.

De hecho, la delegación propuso a la Comisión desarrollar un Plan de Manejo para Plantados (Dispositivos Agregadores de Peces) en el OPO, con el objetivo de regular la pesca sobre estos dispositivos y obtener la mejor información posible derivada de ésta práctica.

“En la Reunión del Grupo de Plantados, Colombia presentó un formato de colecta de información, el cual fue diseñado entre la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) y la Industria Atunera Nacional”, precisó Andrés Felipe Ortiz Astudillo, profesional especializado de la Aunap.

Vale la pena destacar que el uso de plantados para pescar atún en el OPO se ha intensificado en los últimos cinco años, y que no existe a la fecha un plan de manejo o control sobre estos dispositivos, tanto así que no se sabe cuántos hay sembrados en el Pacífico.

Vale la pena destacar que el uso de plantados para pescar atún en el OPO se ha intensificado en los últimos cinco años, y que no existe a la fecha un plan de manejo o control sobre estos dispositivos, tanto así que no se sabe cuántos hay sembrados en el Pacífico.

Sin embargo, en cuanto a las maniobras de pesca, una de las bondades que ofrecen los plantados a los buques atuneros es el hecho de no perder tiempo, ni combustible en busca de señales que indiquen la presencia de atún; por el contrario navegan en rumbo fijo hacia los plantados que tienen georeferenciados

Una de las problemáticas adicionales que presentan los plantados, son los materiales con los cuales son construidos (en especial las redes que tienen adheridas), ya que gran parte de ellos están construidos con materiales no biodegradables y por el tipo de mallas se convierten en dispositivos enmallantes aunque ésta no sea su finalidad.

Vale la pena aclarar que entre el pasado 9 y 13 de mayo del presente año se reunió en el mismo lugar el Comité Científico Asesor de la CIAT para revisar, evaluar y dar las recomendaciones del estado actual de los recursos atuneros y las especies asociadas a estas pesquerías.

De esta manera, en la reunión de la próxima semana cuando se encuentren reunidos los 21 países que hacen parte de la comisión, se debatirán y tomarán las decisiones finales.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.