Cómo prevenir y controlar la presencia de babosas en los huertos

Las babosas y caracoles afectan principalmente a los cultivos de hortalizas de hojas tiernas, tales como la acelga, la lechuga o la espinaca, ocasionando grandes pérdidas económicas en estos cultivos si no se controla su población. A continuación se explica rápidamente cómo prevenir o controlar su aparición y que no se convierta en un verdadero dolor de cabeza para el agricultor.

Por: Gloria Amparo Quevedo
Coordinadora Educación para la Innovación. CREPIC- EDC del Cauca

Las babosas y caracoles son uno de los mayores problemas que afectan a los pequeños huertos o cultivos de hortalizas como acelgas, albahaca, espinacas, lechuga, orégano. Son moluscos herbívoros que les gusta mucho la humedad.

sab4

Cuando son pocos no se consideran un problema grave. Sin embargo, si su población crece por altas temperaturas y humedad del ambiente crece a tal magnitud que son capaces de acabar con una cosecha en pocas horas.

Las babosas son fácilmente detectadas a simple vista y salen de las plantas normalmente en la noche, cuando acaba de llover, al regarse el huerto o en días nublados.

No suelen ser un problema muy grave a no ser que haya demasiadas babosas. Pero si las hay debes tener cuidado con ello porque podrán acabar con tu cosecha en pocas horas. A veces, cuando el ambiente está muy seco, las babosas se ocultan. Se sospecha su presencia si se observa grandes y numerosos agujeros redondeados en las hojas y restos de mucosa o baba que sueltan.

Para prevenir la aparición de las babosas se pueden plantar alrededor del huerto y entre las hortalizas plantas de mostaza, tomillo, helechos o cola de caballo, que son plantas con efectos alelopático y que alejan a los moluscos, o si se prefiere se puede cortar hojas y dejarlas entre las hortalizas. Otro método muy utilizado para alejar a las babosas es el uso de ceniza, que se aplica también encerrando el huerto como especie de barrera en el piso. Se puede utilizar con el mismo objetivo arena o cascara de huevo picado a unos 10 cm de la huerta, si se moja o llueve mucho se reemplaza inmediatamente.

Si se quiere eliminar a las babosas se puede hacer de forma física quitándolas manualmente y rociándolas con sal que las mata inmediatamente. Otra forma es derramando cerveza dentro de un envase plástico que se entierra cerca de las plantas preferidas como la lechuga, simulando trampas con algunas plantas de esta manera.

Las babosas también tienen enemigos naturales como los sapos, las lagartijas, la lombriz ciega o los ciempiés, que se alimentan de los huevos de estos moluscos.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.