Promoción de la alfabetización en la frontera de los Llanos

En su momento de mayor apogeo, Acción Cultural Popular – ACPO – Radio Sutatenza, una extraordinaria campaña lanzada por el padre José Joaquín Salcedo Guarín en 1947 con el fin de utilizar la radio para enseñarles a leer, a escribir y a mejorar sus condiciones de vida a los adultos campesinos analfabetos de Colombia, fue estudiada en forma cuidadosa y emulada por otros países de América Latina y de África. La bibliografía publicada sobre ACPO es extensa, pero como sus archivos solo se pusieron recientemente a disposición de los investigadores, muchos aspectos del programa todavía están por investigarse.

El propósito de este ensayo es analizar en el departamento fronterizo del meta después de la violencia, teniendo en cuenta la situación de la región, los esfuerzos de la Arquidiócesis de Villavicencio para apoyar este movimiento, la participación de los llaneros en las actividades de ACPO  y los problemas que contribuyeron a su cierre.

En su tesis, “Radio Sutatenza y Acción Cultural popular (ACPO) los medios de comunicación para la educación del campesino colombiano” (2009). José Arturo Rojas Martínez hace un exhaustivo resumen de las acciones de Radio Sutatenza, emprendidas en 1947 por el padre José Joaquín Salcedo para crear las Escuelas Radiofónicas (EE. RR.) con el propósito de enseñarles a los adultos analfabetos de Colombia no solo a leer y escribir sino también a mejorar sus condiciones de vida y la de sus comunidades. En veinte años, el proyecto, que Rojas Martínez describe como “la más importante experiencia radial de la Iglesia católica” creció hasta incluir más de 20.000 Escuelas Radiofónicas individuales con un estudiantado de entre 160.000 y 220.000 individuos. Consolidadas en la Iglesia católica como ACPO, las lecciones transmitidas por Radio Sutatenza eran reforzadas por un periódico muy leído: El campesino (1958 – 1990) y la publicación de cartillas, libros y discos fonográficos.

ACPO alcanzó su apogeo en los años setenta. Sin embargo, en los años ochenta comenzaron a surgir problemas que no pudieron superarse. Los desacuerdos entre las autoridades eclesiásticas, la competencia de emisoras comerciales de radio, los conflictos con revolucionaros de izquierda y el retiro de la financiación por parte del Gobierno nacional y las agendas internacionales, forzaron a sus directores a disolver el instituto y a vender Radio Sutatenza a la cadena Caracol.

Puesto que, en su momento de apogeo, educadores de distintas partes del mundo consideraban a Radio Sutatenza como una herramienta extraordinaria y práctica para educar a adultos analfabetos, sus métodos fueron estudiados con cuidado y emulados en otros países de América Latina y África. La bibliografía publicada sobre el instituto es extensa, pero, como concluye Rojas Martínez, muchos aspectos de la experiencia ACPO y Sutatenza aún están por investigarse. Uno de estos aspectos es el impacto de las EE. RR. tuvieron en los habitantes de los Llanos Orientales, las grandes llanuras que se encuentran al oriente de la cordillera de los Andes. Esta región abarca el 22% del territorio colombino, pero hasta mediados del siglo XX, era, en esencia, una región fronteriza, geográficamente aislada de la zona de montaña por las casi insuperables lomas de la cordillera Oriental.

El propósito de este ensayo es analizar el impacto del programa en una parte de los Llanos, el departamento del Meta, teniendo en cuenta la situación política, social y económica del territorio en la década de los cincuenta, los esfuerzos de la Diócesis de Villavicencio para introducir y apoyar el movimiento, el alcance y la participación de los llaneros en las EE. RR. y otras actividades de ACPO, y la continua influencia del movimiento durante el declive de ACPO  en los años ochenta.

Autor: Jane M. Rausch
Fuente: Boletín Cultural y Bibliográfico No. 82, Biblioteca Luis Ángel Arango

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.