Sistema silvopastoril: simbiosis positiva

0
6248
Los sistemas silvopastoriles integran el manejo de árboles y arbustos en la producción ganadera. Estos pueden ser de vegetaciones naturales o plantadas con fines maderables, frutales, forrajeros, para producción industriales o de tipo multipropósito.
Redacción El Campesino

A través del Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible de Fedegán, se trabaja en la   producción de los negocios ganaderos por medio de los sistemas silvopastoriles o el  uso de de diferentes tipo de árboles integrados en la producción ganadera, hace parte de una iniciativa del Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible de Fedegán, que beneficiará alrededor de 2.700 familias.

¿Qué son los sistemas silvopastoriles?

Así se compone el grupo de los sistemas silvopastoriles:

– Árboles dispersos en potreros: son árboles establecidos para generar beneficios ambientales y productivos como sombríos, fijación, nitrógeno, madera, frutos, leña y forraje. Funcionan como ‘piedras de salto’ para la biodiversidad.

– Cercas vivas: consiste en la siembra o manejo de árboles y arbustos establecidos en reemplazo de postes muertos de madera, cemento u otros materiales.

– Cortinas o ‘Barreras corta viento’: son franjas simples o múltiples de árboles en uno o varios estratos. Se siembran con la finalidad de reducir el efecto negativo de los vientos sobre los pastos y los animales; además, pueden aportar forraje, madera, leña y frutos.

– Corredores ribereños o bosques de galería: son franjas de vegetación que protegen los cursos de agua y se encuentran a los largos de los ríos, quebradas o drenajes. Disminuye el efecto negativo de plaguicidas y contaminantes orgánicos.

– Bancos mixtos de forraje: son cultivos donde se asocian especies herbáceas, arbóreas y arbustivas de alto valor nutricional, con el fin de obtener forrajes ricos en proteína, minerales, azúcares, fibra y vitaminas para la alimentación del ganado.

– Sistema silvopastoril intensivo: es un modelo que combina el cultivo de pasturas con arbustos forrajeros en alta densidad y árboles maderables o frutales para la industria, el autoconsumo y la protección de la biodiversidad.

De acuerdo a Natalia Leyva, funcionaria de Fedegán de la sede en Tolima, este sistema es “la oportunidad para mejorar la empresa ganadera haciendo un trabajo amigable con el medio ambiente a través de la conservación de los sistemas nativos en los predios”.

Leyva destaca el trabajo que se realiza en el predio ‘La Brasilia’, ubicado en el municipio de Alvarado del departamento de Tolima, pues, según ella, “antes se manejaba un pastoreo de manejo extensivo, los potreros eran demasiado grandes y no tenía muchos árboles; hoy, tenemos muchos árboles, los cuales favorecen el bienestar de los animales, y la cantidad y calidad de comida que tenemos ahora en el predio”, explicó Leyva.

Yesid Serrato, propietario de la finca ‘La Brasilia’ asegura que anteriormente tenía media cabeza por hectárea; actualmente cuenta con cuatro animales por hectárea.

Por su parte, la funcionaria de Fedegán, afirma que dentro de las ventajas de este sistema están “mejorar la capacidad de carga en los predios, aumentar la producción de carne y de leche, tener una calidad y cantidad de comida abundante durante todo el año, y garantizar que de la ganadería sea bueno a largo plazo”.

Esta iniciativa que lidera la Federación Colombiana de Ganaderos beneficiaría alrededor de 2.700 familias ganaderas distribuidas en 87 municipios de cinco zonas del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here