Seguridad alimentaria, prioridad para minagricultura de cara al pnd 2014-2018

De acuerdo con lo expuesto por el Ministro de Agricultura ante la Comisión V del Senado, y de cara al Plan Nacional de Desarrollo, la seguridad alimentaria es una prioridad, y esta se logrará mejorando la productividad y la competitividad del país.

Tomado de: http://infoagro.co/ – Viviana Puentes Fuentes
SEGURIDAD ALIMENTARIA, PRIORIDAD PARA MINAGRICULTURA DE CARA AL PND 2014-2018

SEGURIDAD ALIMENTARIA, PRIORIDAD PARA MINAGRICULTURA DE CARA AL PND 2014-2018

Así las cosas, avanza la discusión sobre el PND en el Congreso. Para tal fin y entre otras medidas, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural se propone aumentar las áreas sembradas en 200 mil hectáreas en 2015.

Entre otras proyecciones se estima que el 17 % de la población rural podrá acceder a bancarización en 2015, y que se formalizaran más de 40 mil títulos de propiedad a los campesinos en el presente año.

Cabe mencionar que con los artículos para el sector agropecuario incluidos en el Plan Nacional de Desarrollo 2014–2018, el Gobierno Nacional le sigue apostando a una construcción de una paz estable y duradera y la disminución de las brechas territoriales y poblacionales del campo colombiano.

Así lo manifestó el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, en un debate que se llevó a cabo en la Comisión V de la Cámara de Representantes, en el que explicó cada artículo relacionado con el sector agropecuario contenidos en el PND denominado “Todos por un Nuevo País”, el cual se discute en el Congreso.

“Tengo que planificar estos temas fundamentales para la ruralidad a cuatro años y además aterrizarlos a un corto plazo, pues en el campo esperan que les demos oportunidades iniciando ese proceso cuyo primer punto es la seguridad alimentaria”, dijo el funcionario que indicó que varias de sus líneas empatan con el PND, aseguró.

En primer lugar, dijo Iragorri, las palabras claves para la política del sector agropecuario, a largo y mediano plazo, debe ser seguridad alimentaria, que en síntesis es lograr que con la producción de alimentos, sean de origen agrícola o pecuario, Colombia sea capaz de abastecer con calidad y a un precio justo a todos los habitantes.

En tal sentido, el Ministro explicó que para lograr esto es necesario que todos, trabajemos (Gobierno, campesinos, agroindustriales, Congreso y gremios, entre otros) en dos principios fundamentales que son: mejorar en productividad y competitividad.

“Esto nos supone que tenemos que aumentar las áreas sembradas. Para lo cual nos hemos propuesto la meta para este año de aumentar 200 mil hectáreas nuevas”, dijo.

Es imposible competir en un país que produce poco con respecto a otros países; como ejemplo, el MinAgricultura, puso la producción de maíz de los estados unidos que alcanza las 11 toneladas por hectárea, mientras que Colombia está en tres.

En segundo lugar, es necesario sustituir importaciones, produciendo alimentos para los cuales el país tiene potencialidad para cultivarlos, dijo el funcionario, quien destacó el caso de la uva para jugo o uva isabelina, que tiene grandes oportunidades de siembra y tierra en Colombia: “Ya en el valle se está trabajando un proyecto de producción que si logramos que se extienda se podrá frenar la importación de este producto que es muy alta”.

“Para este propósito, debemos aprovechar coyunturas como la actual, donde la tasa de cambio está alta con un dólar cercano a los $2.500, lo cual resulta una oportunidad para esta sustitución”, añadió.

Iragorri Valencia indicó que otra línea estratégica es la bancarización, cuyo objetivo para este año es vincular al 17 % por ciento de la población rural al sistema financiero; lo cual, es una necesidad para brindar acceso a crédito, que actualmente para conseguirlo los campesinos deben acudir al agiotista.

Otro eje fundamental del trabajo del MinAgricultura es brindar oportunidades de desarrollo al campo es la comercialización de los productos, que es una queja frecuente de los productores en las regiones: “es un cuello de botella que se presenta en los intermediarios, en los oligopolios y monopolios que afectan a los consumidores y a los agricultores”, dijo el Ministro Iragorri.

En el tema de la formalización que es otra línea de acción, el jefe de la cartera agropecuaria, señaló que la meta es entregar este año 40.920 títulos de propiedad, que a igual número de familias les va a dar la posibilidad de aprovechar los mecanismos y recursos que el Gobierno ha destinado para apoyarlos y a los que no podían acceder por no tener legalizada su propiedad.

Como un último punto, el MinAgricultura indicó que se van a impulsar sectores con potencial exportador para ampliar nuestras ventas al exterior; en este sentido, destacó productos como la papa y la carne.

El Ministro Iragorri, en el recinto de la Cámara el funcionario manifestó a los representantes que estas líneas de acción y tres ejes con los que se ha armado el mapa estratégico de la cartera agropecuaria, están conectados con el capítulo agropecuario del PND.

Con respecto a este mapa, señaló que el primer eje tiene que ver con el dialogo social entre los actores del sector como son los campesinos, finqueros, agroindustriales, afros e indígenas; el segundo se ocupa de todos los temas relacionados con desarrollo rural como formalización, vivienda, mujer y joven rural, educación, medio ambiente, etc. Y, un tercero, direccionado a impulsar la competitividad del sector pesquero.

Objetivos para el sector rural en el PND

Los objetivos que busca el Plan Nacional de Desarrolla se resumen en los siguientes objetivos:

• Ordenar el territorio rural buscando un mayor acceso a la tierra por parte de los pobladores rurales sin tierras o con tierra insuficiente, el uso eficiente del suelo y la seguridad jurídica sobre los derechos de propiedad, bajo un enfoque de ‘Crecimiento verde’.

• Cerrar las brechas urbano-rurales y sentar las bases para la movilidad social, mediante la dotación de bienes públicos y servicios sociales que apoyen el desarrollo humano de los pobladores rurales.

• Acelerar la salida de la pobreza y la ampliación de la clase media rural a través de una apuesta de inclusión productiva de los campesinos.

• Impulsar la competitividad rural a través de la provisión de bienes y servicios sectoriales, que permitan hacer de las actividades agropecuarias una fuente de riqueza para los productores del campo.

• Contar con un arreglo institucional integral y multisectorial que tenga presencia territorial, según las necesidades de los pobladores rurales y los atributos del territorio, y que además permita corregir las brechas de bienestar y oportunidades de desarrollo entre regiones rurales.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.