Servicios públicos en la Alta Guajira, ¿un sueño inalcanzable?

Menos del 30% de la población tienen acceso a servicios públicos en los municipios de Manaure y Uribía, departamento de La Guajira. 

Por: Estudiantes Institución Etnoeducativa Nuestra Señora de Fátima, EDC de La Guajira

Los servicios públicos son actividades que buscan satisfacer las necesidades sociales, lograr el bienestar y la vida digna de las comunidades, como el servicio de acueducto, alcantarillado, aseo, salud, educación, energía eléctrica, entre otros. En La Guajira estos servicios públicos, si funcionan como en las cabeceras municipales, son manejados por entidades privadas.

3

Quisiéramos mencionar la insuficiencia en materia de servicios públicos en nuestro municipio de Manaure y nuestro vecino Uribía: más del 50 % de la población de ambos municipios no cuenta con la gran mayoría de estos servicios públicos. Si mencionamos el servicio público de acueducto, hasta las cabeceras municipales sufren por ello, imaginémoslo en las zonas rurales. El agua, un recurso que es oro en nuestro territorio de la Alta Guajira, es costosa y no de muy buena calidad.

El servicio público de acueducto es solo para unos cuantos en las cabeceras municipales, ya que solo hay tuberías en los barrios centrales. El resto debe comprarse a los carros que venden el agua obtenida en el acueducto, a un precio de $20.000 el metro cubico. La zona rural sí que sufre aun más por este servicio público ya que no existe.

En cuanto a otros servicios públicos como el de alcantarillado, es también deficiente, pero irónicamente, si existe tubería en la gran mayoría de los barrios. Respecto de la energía eléctrica, en las cabeceras municipales contamos con redes, pero el servicio es pésimo, cuando no está subiendo y bajando, existen permanentes cortes del servicio.

Los servicios públicos de salud y educación, se encuentran un poco más extendidos, ya que contamos con el hospital, una o dos Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) en la cabecera municipal y algunos centros de salud en los corregimientos. En cuanto a educación se tienen alrededor de cuatro instituciones educativas en la cabecera municipal y maestros en la gran mayoría de las comunidades rurales, pero las condiciones de prestación del servicio son en ocasiones críticas y desalentadoras.

Es necesario evaluar y verificar las condiciones de estos servicios públicos en nuestros municipios de la Alta Guajira, porque en realidad menos de 30% de la población tiene acceso a ellos.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.