Siembra de Caña  de azúcar con novedosa herramienta en el Valle del Cauca

Siembra de Caña de azúcar  con modernas y novedosas maquinas mejorará las condiciones laborales de los sembradores del Valle del Cauca.

Por José David Castro*

La siembra de Caña de azúcar es uno de los oficios que ha imperado en las últimas décadas en los departamentos de Valle del Cauca,  denominado por algunos sectores monocultivo, puesto que esta siembra de caña ha desplazado consecutivamente otros cultivos como el café, el trigo y el cacao.

Siembra de Caña  de azúcar con novedosa herramienta en el Valle del Cauca

Sin embargo dado que no hay muchas opciones de trabajo en el campo, además de la siembra de caña de azúcar, las personas que incursionan en este ámbito, se ven casi en la obligación de vincularse a estos ingenios.

Es por lo anterior que, dada la oferta y demanda de los derivados de la caña, se ha tecnologizado su siembra gracias a la iniciativa de un grupo de estudiantes de Diseño Industrial, de la Universidad Nacional con sede en Palmira.

Este grupo de estudiantes logró transformar la actividad agotadora y tediosa de la siembra de caña  llevándola al plano de ser un instrumento funcional y confortable facilitando así las condiciones laborales de quienes se dedican a su siembra; ya que en la actualidad o en ciertos sectores los sembradores utilizan métodos que afectan gravemente su salud.

En la respectiva investigación de los estudiantes para llevar a cabo esta iniciativa, descubrieron que, cuando los cultivadores siembran, llevan todas las semillas en una herramienta que apoyan en un solo lado del cuerpo, lo que les ocasiona daños en la columna, brazos, hombros o en diferentes partes del cuerpo de un solo lado.

Por eso, basados en algunos aparejos fabricados por los ingenios del Valle del Cauca, los estudiantes hicieron cinco prototipos de herramientas que mejoran sus condiciones de trabajo; uno de ellos divide las cargas en ambos lados del cuerpo, lo que permite, a los cultivadores, albergar más semillas en los contenedores sin ocasionarse daños físicos, y a los ingenios, aumentar la productividad.

En esa medida, el peso ya no es soportado por el tronco del sembrador, sino que, en parte, es sostenido por sus hombros, lo que desplaza el peso de las semillas hacia las extremidades inferiores del cuerpo, cuyo equilibrio permite aumentar la carga sin ocasionar daños físicos.

*Escuelas Digitales Campesinas en Valle y Cauca.
Etiquetado con

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.