Sutatenza hizo historia

Sutatenza es una hermosa población boyacense del Valle de Tenza. Cuna de uno de los más trascendentales experimentos pedagógicos en el país y en el mundo con la educación por radio, educación a líderes campesinos, escuelas radiofónicas, Radio Sutatenza, entre otros.

Por: Yoana Bastidas

Sutatenza es una hermosa población boyacense ubicada al Oriente del Departamento de Boyacá. Su historia nace desde tiempos ancestrales, siendo protagonista anterior a la conquista. Se destaca en la colonia y participa más tarde en las luchas de la independencia y la formación de la República con algunos de sus ilustres hijos. Este poblado presta la cuna a uno de los más trascendentales experimentos pedagógicos en el país y en el mundo con la educación por radio, educación a líderes campesinos, escuelas radiofónicas, Radio Sutatenza entre otros.

Sutatenza hizo historia

En Sutatenza se encuentra el monumento a San Isidro. Un homenaje a los campesinos sutatenzanos, obra del escultor y pintor colombiano, maestro Luis Alberto Acuña.

Mide 12 metros de alto, aparece la figura de dos campesinos en el quehacer de la cosecha y seguidamente el tractor con su operario, imagen de la técnica aplicada a la agricultura. Rodeado de trabajadores que aportan frutos, se eleva la figura de San Isidro Agricultor, hombre vigoroso que levanto sus brazos en ademán de energía creadora y de esperanza.

Este municipio amable y generoso, habitado por gentes emprendedoras, empeñadas en la búsqueda de alcanzar un mejor nivel de vida para sus hijos, tiene como orgullo haber sido la cuna donde nacieron las escuelas radiofónicas, que a través de las emisoras de Radio Sutatenza difundieron, especialmente a los campesinos de Colombia el mensaje de la educación, de la enseñanza y la dignidad de todos los hombres. Logrado esto gracias a la colaboración innegable de todos los campesinos de Sutatenza con el incansable gestor de esta obra: Monseñor José Joaquín Salcedo Guarín.

El objetivo de las escuelas radiofónicas de ACPO, Acción Cultural Popular, fue el de difundir la cultura y tecnificar las diferentes labores de los campesinos mediante la instrucción por radio. ACPO buscaba llevar cultura a la población campesina y fue considerada por la ONU como uno de los mejores ejemplos de culturización para grandes masas.

En la actualidad ACPO, da continuidad al sueño de Monseñor José Joaquín Salcedo Guarín, de constituir y dignificar la vida de los campesinos a través de la educación por medio de las Escuelas Digitales Campesinas.

*Colaboradora de ACPO

 

Etiquetado con

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.