Tecnologías de la Información para las actividades agropecuarias

Tecnologías de la Información para las actividades agropecuarias

Imagen de: http://bit.ly/1Cr9W7j

Por: Juan Daniel Barón | 15 de enero de 2015

José Noé Sánchez, profesor de la escuela rural de la vereda El Naranjal, demostró con su proyecto ‘Agromatic’ que la tecnología, el campo y la educación van de la mano.

Agromatic es el nombre del proyecto pedagógico con el cual José Noé Sánchez ganó el concurso Educa Digital, organizado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. La idea del maestro, que lleva cinco años como educador en la escuela rural de la vereda El Naranjal -en Quindío-, logró articular los conocimientos adquiridos en las clases de matemáticas con la formación práctica del campo, usando como herramienta intermediaria las tecnologías de información y comunicación.

A través de una huerta experimental que los 300 alumnos tienen a su disposición en la escuela, se realizan prácticas técnicas del trabajo agrícola que después los estudiantes replican en las granjas de sus casas. Gracias a la dinámica presentada por el profesor Sánchez, las técnicas agrícolas enseñadas a los jóvenes les permiten realizar ecuaciones y algoritmos aplicadas al agro y calcular así medidas en las parcelas con el fin de aprovechar al máximo las áreas de cultivo.

Productividad e innovación fueron los ejes fundamentales de la propuesta del maestro que, por medio de las matemáticas y las nuevas tecnologías de información, buscaba inculcar en los estudiantes una mentalidad innovadora. Según explicó el profesor Noé Sánchez, la dinámica de educación hacia sus alumnos fue ardua, ya que debía explicar paso a paso el proceso para el uso de Agromatic, -el uso de los computadores y cómo aplicarlos a la agricultura-. “Yo no les llegaba a los estudiantes con problemas pavorosos del Álgebra de Baldor porque eso los aburría terriblemente. Más bien les formulaba ejercicios relacionados con la construcción de sus propias huertas, así ellos llegaban a sus fincas felices a trabajar”.

Responsabilidad, esfuerzo y compromiso son las tres características que el profesor les pide a sus alumnos que nunca olviden. Además les recuerda lo importante de aprovechar los recursos “que Dios les ha dedo” al máximo.

El proyecto, ahora, hace parte del plan de trabajo estudiantil de la Institución Educativa Naranjal, donde el rector lo ha postulado como herramienta para fortalecer el proceso educativo

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.