Tierra, un hogar para cuidar y valorar

Ser parte de la tierra exige compromiso y sentido de pertenencia.

 

Por Nicolás Galeano

La Tierra

La tierra es, que sepamos, el único planeta del Sistema Solar en cual se desarrolla y se gesta la vida humana. Es en este lugar, donde nosotros, como seres humanos, reconocemos que tenemos un hogar que nos proporciona los medios indispensables para poder vivir, no en vano contamos con una gran riqueza de especies animales y vegetales, de ríos, paisajes y frutos que la misma tierra nos brinda para nuestro buen provecho. Es en este escenario donde podemos observar todas las maravillas que la tierra posee y que solo pueden ser atribuidas a aquel Creador, que un día, pensando en el bienestar del hombre quiso darle en herencia la tierra para que hiciera de ella su hogar, la cuidara, la dominara y de ella sacara frutos provechosos no solamente para el sino también para los suyos.194pdnj3k1syvjpg

Ha sido aquí en la tierra, donde el hombre no solamente ha logrado adaptarse y vivir en ella con todo lo que lo rodea, si no que ha sido en este mismo lugar donde el ser humano ha tenido la oportunidad de realizar grandes investigaciones, aportes e invenciones que han ayudado a que se conozca a profundidad la manera en la cual está constituida la tierra y la marcha que esta misma lleva. Y aunque el hombre ha aportado de una u otra manera al buen funcionamiento del lugar en el cual vive, no es secreto para nadie que el hombre ha sido también, en más de una ocasión el autor principal de perturbar el buen funcionamiento de la tierra; en acciones tan simples como arrojar basura al piso y no en los lugares destinados para ello, en el uso de químicos o elementos nocivos que perjudican el medio ambiente y que dan lugar así a la contaminación, hasta en la manera en que se le da uso a varios lugares naturales como bosques, ecosistemas e incluso en el mismo trato que se les brinda a los animales, en fin, acciones que dicen mucho de nosotros como habitantes de la tierra.

Si consideramos la tierra como nuestro hogar debemos mostrar aprecio hacia ella, cuidar de ella, sacar buen provecho de ella, identificarnos con ella, siendo conscientes de que el buen uso que hoy hagamos de ella será la herencia que le brindaremos a las generaciones venideras, garantizando así un buen estilo de vida y una gran responsabilidad humana frente al gran hogar en el cual todos vivimos.

Etiquetado con

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.