Para tocar con el tiple: Carlos Vives, el hijo de Santa Marta

0
1055

La música colombiana tiene el sello de Carlos Vives, la carrera artística del samario ha estado llena de éxitos, construyó una idea artística única que llevó al vallenato otros continentes.

Por: Andrés. A. Gómez Martín.

Carlos vives no empezó en la música, su carrera empezó cuando su padres se divorciaron, después de dejar Santa Marta junto con su madre y su hermano, Vives buscaba profesión, la facultad de medicina, odontología y publicidad vieron al joven samario tratando de encontrar su camino.

6

Sin embargo, cuando apenas llevaba tres meses en odontología, se retiró. Junto con su hermano Guillermo, notaron que en las reuniones y fiestas universitarias eran ellos quienes ponían la alegría cantando y tocando la guitarra, eran los costeños que le daban ánimo a las fiestas rolas.

En los ochenta, vives ingresa a la Escuela Nacional de Arte Dramático, empieza como actor en una serie de la época, Pequeños Gigantes; desde ese momento Carlos empezaría una larga carrera como actor, Gallito Ramírez y la recordada serie Escalona, fueron su escuela formativa.

Mientras era actor, también componía y cantaba, pero sería hasta la década de los noventa cuando su álbum  Escalona, un canto a la vida, puso la voz de el joven samario en las radios de todo el país. A partir de ese momento la identidad musical de Vives empezó a crecer.

En 1994 lanza el albúm, Clásicos de la Provincia, interpreta vallenatos clásicos pero le agrega otros instrumentos como la gaita, el bajo y la batería. Desde ese momento Vives coloca a la música folclórica colombiana en las radios de Estados Unidos y Centro América.

También fue creador de uno de los programas de televisión más populares de los últimos 20 años, La Tele y el Siguiente Programa, que realizó junto con Martín de Francisco y Santiago Moure. La serie fue éxito inmediato, la sociedad colombiana de los noventa, asfixiada por la corrupción, el atraso, la guerra y tantas otras cosas que hasta hoy no han cambiado, reflejaba el sentimiento de la juventud “noventera”.

Carlos Vives, el hijo de Santa Marta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here