tres libros de literatura campesina y rural

0
1667

El mundo rural y campesino del país es extenso,  las historias de ficción y de no ficción que retratan la vida en las provincias del quehacer cotidiano, del desarrollo y la construcción de las relaciones sociales entre los campesinos han sido escritas por varios autores.

Por: Andrés A. Gómez Martín.
Municpio de Tipacoque, Boyacá, Colombia.
Municpio de Tipacoque, Boyacá, Colombia.
  1. Tipacoque: estampa de provincia.
    El libro escrito por el maestro novelista Eduardo Caballero Calderón, describe y relata la historia de una familia campesina que vive en el último pueblo del norte Boyacá. Caballero calderón relata con exactitud como las raíces indígenas, una mezcla entre Muiscas, chibchas y caribes conformaban la raza que habitaba aquel territorio. El libro describe lo más humano del campesino, lo noble y lo más feroz, las relaciones entre gamonales, bandoleros  y alfiles de fincas. La literatura de Caballero Calderón hace parte de la época en donde otros escritores como  Gabriel  García Marques constarían con sus libros la identidad literaria de Colombia, siempre con letras que lograban describir lo más criollo, lo más campesino, lo más nuestro.
  2. Siervo sin Tierra.
    Siervo Joya, es el retrato más vivido de los campesinos liberales que por las épocas de violencia de mediados del siglo XX, sobrevivían en la provincia. En medio de la más terrible pobreza y con la familia a cuestas, Don Siervo Joya lucha contra viento y marea para poder ser dueño de su propia tierra. De peón en un trapiche, manadero de la vereda y desplazado luego de asesinar a un conservador en Soata. Eduardo Caballero Calderón también escribió esta novela.
  3. La vorágine
    El viaje que emprende Arturo Cova con Alicia, su pareja en búsqueda de nuevos aires, los deja inmersos en los llanos y en el Amazonas. José Eustasio Rivera público en 1924 uno de los clásicos de la literatura colombiana. La vorágine es el relato más preciso  sobre la explotación cauchera que por ella época se cobraba las vidas de miles de indígenas en las selvas del Guaviare, Amazonas y Vaupés. Casi tan vivido, como si se tratara de una Crónica, las historias de la selva mezcladas con la intensa pasión entre Arturo y Alicia evocan a la lectura de este magnífico escrito.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here