El campo: cultivando la paz

0
965

El trabajo rural se convertirá en la herramienta más efectiva para construir la paz en las regiones. Los ejemplos ya empiezan a conocer. 

 

Por: Andrés . Gómez Martín.

Los hechos de paz han estado en la historia nacional desde la época de la colonia, algunos clérigos de avanzada ayudaron a ciertos grupos de esclavos e indígenas a escapar del yugo español,   un poco más adelante en la década de los años cincuenta el general Gustavo Rojas Pinilla, realizó pactos de paz y de sometimiento a la justicia a grupos de bandoleros  que azotaban las zonas rurales.

3

Más recientemente los procesos de paz con la guerrilla de las FARC  como los diálogos de  la Uribe  y de casa verde en la década de los ochenta,  o los famosos diálogos del  Caguán a finales de la década los noventa representan la contante búsqueda de la paz a pesar de la inclemencias de la guerra y de la pobreza que el país a tenido que sortear.

Es positivo conocer información en relación con hechos reales de paz, de reconciliación y sobre todo en donde el trabajo en el campo es la mejor forma de limar las asperezas y formar nuevos caminos. Este Domingo el diario EL TIEMPO en su versión digital, informó  acerca de un a finca  en el departamento de Casanare en donde un grupo de  ex combatientes de grupos paramilitares y guerrilleros que hacían presencia en los Llanos, decidieron dejar de lado  el pasado y empezar a trabajar en un cultivo de piña.

En un finca ubicada en en Hato Corozal en el Casanare, cien personas trabajan en un cultivo de piña, la idea fue presentada la gobernación del departamento por un grupo de ex combatientes que estaban sin empleo y tapoco recibian ayudas del estado, de ese modo nació el proyecto agrícola.

Aunque han tenido algunos problemas con los vecinos de la finca en donde actualmente trabajan, en dos años han producido  seis mil kilos de la fruta que se reparte en diferentes plazas de mercado de losa llanos. Los proyectos en esta finca  siguen creciendo, según informó el diario capitalino, los  ahora trabajadores de la finca Villa Esperanza planean cultivar 15 hectáreas más piña y en los terrenos sobrantes se quiere criar ganado.

1 Comentario

  1. hola maestra mabel, bfcf3mo este1? Dios le beidgna y cuide, para que siga compartiendo con nosotros sus colegas, todo ese cfamulo de conocimientos, que siempre nos son de gran ayuda, porque fortalecen nuestros deseos inmensos de innovar cada vez me1s en nuestra pre1ctica docente. de todo corazf3n, mil gracias y q el Espiritu Santo siga deramando sobre usted, sus dones de inteligencia y sabidureda. a su vez le ilumine su devenir en esta carrera, que en algunos momentos suele ser dificil, pero en realidad muy noble. soy Ynmaculada Montoya desde el municipio nirgua estado yaracuy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here