Un camino sin retorno

Los Embera Katío son una comunidad indígena que habita en el departamento del Chocó, los territorios que habitan son codiciados por la riqueza en materia minera. Desde finales de la década de los años 70  varias empresas extranjeras obtuvieron títulos mineros, generando así el desplazamiento de cientos de personas hacia las cabeceras municipales. 

Por: Periódico El Campesino

El conflicto armado colombiano ha sido una de las cruces que millones de personas han tenido que llevar en su espalda durante más de tres décadas, las comunidades indígenas han sufrido en sus propias casas y territorios ancestrales, el roce de las balas, la caída de las bombas , el reclutamiento de sus niños y niñas, la pobreza y el desplazamiento forzado.

5.2

Hace un año un tribunal de justicia del departamento de Antioquia ordenó a varias entidades de orden nacional y regional restablecer los derechos de uno  de los resguardos de los Embera en el Alto Andagueda, en el departamento del Chocó. Para ubicarse geográficamente, el resguardo Tahami esta más de tres días  de camino, a pie por la selva desde la frontera con el departamento de Risaralda en dirección hacia Bagadó.

El Tribunal Superior de Antioquia, ordenó la restitución de más de 50 mil hectáreas  a la comunidad, un poco más del 50 por ciento del territorio del municipio de Bagadó al que pertenece el resguardo. La sentencia ordenó a que varias entidades empezaran a trabajar de manera inmediata para el retorno de los indígenas desplazados, la construcción de un centro de salud y varias promesas más que según el diario el EL ESPECTADOR, no han avanzado en el ultimo año.

La minería de oro es otro de los factores que tienen a los nativos sumidos en la indigencia en Bogotá, Ibagué, Medellín y Cali. El diario señala que las condiciones de vida de los Embera son nefastas, la prostitución, el consumo de drogas y la muerte de los menores alarmaron al tribunal de justicia de Antioquia.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.