Una cerveza rica en vitamina A

El trabajo buscó innovar el producto al incorporar en la cerveza estos frutos amarillos como el maracuyá, una fruta nutritiva, apetecida por la agroindustria para la producción de jugos, néctares y refrescos.

Tomada de: Agencia de Noticias U.N.

Revolución cervecera, de esta manera le llaman los productores artesanales a este tipo de bebidas, las cuales buscan romper la monotonía de un mercado dominado por las cervezas de origen industrial.

La idea de la cerveza artesanal tiene como fin que las personas aprendan a disfrutarla como un whisky, debido a su bajo grado de alcohol y no para que se embriaguen.

Cerveza con uchuva y maracuyá, ricos en vitamina A

Esta fue la propuesta de una estudiante de la Especialización en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad Nacional (U.N) Sede Medellín, quien tuvo la idea de darle un valor agregado a la cerveza.

Optó por emplear estos dos frutos amarillos que, dado su color, son fuente de carotenos, compuestos beneficiosos para la salud al actuar como antioxidantes naturales.

La cerveza es tipo Ale, la cual su fermentación es alta, está preparada con malta, lúpulo y levadura, materias primas de la cerveza, además de frutas, en este caso. Le puede interesar ¿Probaría usted las cervezas con panela?

¿Cómo es el proceso?

El proceso de preparación comenzó con el lavado y la selección de las frutas con mejor aspecto; posteriormente se obtuvieron las pulpas y se continuó el proceso de una receta estándar de cerveza.

La estudiante elaboró la bebida con 10 litros de agua, 500 kilogramos de malta tipo múnich y 2.000 gramos de tipo Pilsen, 10 gramos de lúpulo y 7 de levadura.

La fruta fue incorporada en tres pruebas con diferentes concentraciones de pulpa: 3 %, 5 % y 10 %. Cada porcentaje se modificó dependiendo la cantidad.

En el primer caso la relación fue de 30 gramos de maracuyá y 270 de uchuva, el en segundo 150 gramos de maracuyá y 350 de uchuva, y en el tercero 300 gramos de maracuyá y 700 de uchuva.

Después, para evaluar la calidad de la bebida, la investigadora realizó una prueba sensorial con 12 personas entre 18 y 40 años; cada una evaluó las tres muestras al calificar de uno a tres cuál era la de su preferencia.

Resultados

La cerveza de mayor aceptación fue la de 3 % de pulpa de fruta y 5,7 grados de alcohol, pH de 4,2 y un color amarillo oscuro.

“La consideración principal fue que la bebida tenía sabores tenues a maracuyá y a uchuva, sin perder las características de la cerveza”, afirma la estudiante.

El producto, según la estudiante, podría tener “muchas posibilidades en el sentido en que es una cerveza nueva y refrescante por el sabor de las frutas. Entre los jóvenes, sobre todo, existe la tendencia de consumir cervezas artesanales y más naturales”.

El trabajo buscó innovar el producto al incorporar en la cerveza estos frutos amarillos como el maracuyá, una fruta nutritiva, apetecida por la agroindustria para la producción de jugos, néctares y refrescos.

Por: Genny Mantilla. Estudiante de Comunicación Social – Periodismo
Editor: Ana María Rizo Díaz. Periodista – Editora

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.