Leptra, la tecnología que llega a Colombia para mejorar los cultivos de maíz

La iniciativa tecnológica busca ofrecer mejoras para la rentabilidad y calidad de los cultivos de maíz en el país.

0
282

La empresa Corteva Agriscience, de la División Agrícola de DowDuPont, desarrolla tecnologías y alternativas para el desarrollo del mundo agropecuario. En su llegada al mercado colombiano busca contribuir con la mejora de la productividad de los agricultores nacionales, siempre teniendo en cuenta la importancia de los consumidores y la preservación de la naturaleza.

Orlando Aguilar, gerente de relacionamiento con clientes para la región Andina, Centroamérica y el Caribe de Corteva Agriscience, aseguró que “esta innovación tecnológica tiene como fin controlar de una manera efectiva las plagas que atacan a los cultivos de maíz, y de esta manera, los maiceros tendrán cosechas más rentables y seguras”.

El gerente Corteva Agriscience afirmó que Leptra es la solución “ideal” para las zonas en las cuales hay gran presencia de insectos y esta iniciativa podría ayudar con la diversificación del uso de herbicidas en los maizales.

El empresario explicó que con la adquisición de Leptra, Colombia se uniría a países como Argentina, Estados Unidos y Brasil, los cuales han registrado el éxito de esta idea innovadora. (Le puede interesar: Cultiia: una aplicación móvil chilena que busca asistir al agricultor colombiano)

La presentación para los productores colombianos

Por otra parte, Corteva Agriscience, presentó en Expo Agrofuturo 2018 la tecnología de Leptra, en donde expuso su proyecto para mejorar la rentabilidad y calidad de los cultivos de maíz en el país.

La exposición, que se llevó a cabo durante el mes de agosto en Bogotá, reunió a 420 empresas y cerca de 22 mil asistentes, entre locales e internacionales. Tecnología aplicada al cultivo y venta de productos, insumos orgánicos, maquinaria industrial y alternativas para el uso de tierras, fueron algunas de las innovaciones que dejó la primera edición en Bogotá.

No obstante, esta semilla cuenta con cuatro (4) modificaciones genéticas que pretenden hacer frente a las plagas que afectan los cultivos de maíz; lo que, según aseguran otras fuentes, podría causar afectaciones a las semillas nativas que comunidades campesinas preservan en sus territorios.

Por lo que, en últimas, queda abierta la discusión entre apoyar las nuevas nuevas tecnologías y/o fortalecer los sistemas de agricultura tradicional que contribuyan a mantener la soberanía alimentaria de las comunidades.

Por: William Espitia. Periodista.
Editor: 
Andrés Neira. Periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here