La vejez campesina

0
826

Hay que tratar de entendernos. A veces repetimos frases que tienen un significado relativo  y les damos un valor absoluto, lo que hace que no nos comprendamos. Por ejemplo decimos que “todos somos iguales” y eso es una verdad a medias por que no en todo somos así y también podemos decir que no hay dos personas iguales, cada uno es especial, es distinto

Por Dr. Luis Alejandro Salas Lezaca.

Ahora se habla de la globalidad,  de cómo el mundo se ha hecho más pequeño, de cómo las distancias parecen menores, de que estamos más cerca por que hay más puentes, más carreteras y más medios de transporte. Además los que llamamos medios de comunicación nos permiten comunicarnos más rápidamente, en circunstancias muy diversas y casi sin importar las distancias. Unas tecnologías han eliminado barreras, han quitado obstáculos. Es verdad que la radio y la televisión nos permiten informarnos de lo que ocurre en cualquier parte del mundo, casi en el mismo instante. Y qué diremos de los teléfonos móviles que aquí llamamos celulares; ellos facilitan el dar y recibir mensajes de inmediato.

luis salas

Pero debemos tener en cuenta que esto mismo puede aislarnos. Hay muchas emisoras de radio y muchos canales de televisión y no podemos seguirlos a todos al tiempo. Podemos atender a un noticiero pero nos perdemos de lo que otro está dando. Cuando hablan dos personas por el celular, los demás se quedan sin saber. Eso los distancia, los separa.

Al comienzo de las Escuelas Radiofónicas de Sutatenza, en Colombia, los receptores de radio  sólo permitían sintonizar esas emisoras y así las personas que escuchaban recibían los mismos mensajes, en la casa o en la vereda. Estaban como más unidos en palabras y en ideas.

Por fortuna estamos hablando de una nación mejor educada y esperamos que esto sea un verdadero propósito nacional y que todos y cada uno ayudemos para que así sea. Esto no se logra de un momento para otro, nos va a costar mucho esfuerzo, gran interés y un buen tiempo. Pero debemos proponérnoslo.

Existe gran interés por ayudar a la educación de los niños y se multiplican los planteles, los educadores, los métodos, los sistemas de ayuda. Se requiere que se haga mucho más.

Y ¿qué pasa con los adultos? ¿Con las personas mayores?

En las ciudades especialmente hay institutos, colegios, liceos, universidades… Y quizás se necesitan más, pues cada vez hay más gente.

Y ¿Qué ocurre en los campos?

El que no sabe es como el que no ve… El ignorante es un esclavo… El que no estudia y no se capacita está cada vez más distante, está más lejos,  recibe menos ayuda y menos puede ayudar para el progreso, para el desarrollo, para una vida mejor.

Colaboremos para el bien común.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here