Viviendas rurales dignas para los campesinos

Viviendas rurales cambiarán gracias a las modificaciones del Programa Vivienda Rural del Ministerio de Agricultura y a la inversión de $600 mil millones destinados a la construcción de estas.

Por: Katherine Vega

Viviendas rurales pasarán de 25 a 52 y 60 metros cuadrados, y serán de dos a tres habitaciones, ese es el objetivo del Ministerio de Agricultura. El jefe de esta cartera, Aurelio Iragorri, manifestó en el marco del Agroencuentro -que se desarrolla este 17 y 18 de abril en Valledupar-, que la intención es impactar de manera contundente la habitabilidad y la calidad de vida de los campesinos colombianos.

Viviendas rurales dignas para los campesinos

“Nosotros somos unos convencidos de que los campesinos en Colombia lo único que necesitan es una oportunidad, por eso de ahora en adelante pasaremos a casas más dignas para su bienestar (…)”, dijo el Ministro.

El Programa de Vivienda Rural del Ministerio, el cual es operado a través del Banco Agrario, espera que con alrededor de $600 mil millones se realicen entre 12 mil y 15 mil viviendas y que con 20 mil mejoramientos se remodelen pisos, techos, enchapes, entre otras cosas.

Así pues, el subsidio al cual acceden los beneficiarios subirá de 27 salarios mínimos legales vigentes a 40 y 60 salarios, lo que representa alrededor de 32 millones de pesos. Según lo anunciado, el tiempo permitido para que los constructores ejecuten las modificaciones será de tres meses, mientras que la comunidad se encargará de hacer la veeduría.

La dirección de Bienes Públicos Rurales del Ministerio de Agricultura afirma que con este programa se han adjudicado 29.776 subsidios –más de $430 mil millones- en los departamentos de Cauca y Nariño durante el 2014. En contraste, campesinos de departamentos como Chocó y Córdoba, donde el índice de pobreza es mayor, no lograron acceder al programa.

Dicha situación se presenta como una gran debilidad de la estrategia, pues las convocatorias se han convertido en el mayor obstáculo para que los más pobres accedan a una vivienda digna. Por eso, el programa cambió. El Ministerio decidió eliminar las convocatorias para distribuir el presupuesto por departamento y se fijará en el déficit de vivienda y el índice de pobreza para determinar el monto que correspondería a cada uno.

Estas modificaciones –aumento en subsidios y eliminación de convocatorias- contribuirán al éxito del programa. Por ahora, mientras se aplican los nuevos parámetros, los alcaldes y gobernadores deberán ingeniárselas para realizar proyectos que lleguen realmente a los más necesitados, pues serán estas entidades las encargadas de postular a los posibles beneficiarios.

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.