El privilegio de vivir en el campo

Vivir en el campo es una bendición de Dios, ya que  se vive relajado, apacible y es saludable, gracias al contacto  con la naturaleza.

Participante Escuelas Digitales Campesinas (anónimo).

Vivir en el campo es una bendición de Dios, ya que  se vive relajado, apacible y es saludable gracias al contacto  con la naturaleza; es nuestra condición de vida. Mientras que  para la zona urbana es acogedor para ir de vacaciones o una propuesta para salir de los problemas y cambiar de rutina.

5

Las actividades se combinan desde un amanecer a las 5:00 am, y algunos integrantes de la familia salen a cumplir con el cuidado de los animales, como el ordeñe y la alimentación; para luego regresar a desayunar y salir a cumplir con las labores agrícolas; como la siembra y la cosecha de los productos allí cultivados.

Para los jóvenes a decir verdad, la vida en el campo  no es tan bonita como se cree; ya que uno se cohíbe de muchas cosas; ya que el trabajo en el campo es muy duro, se tiene que acostumbrar a levantar muy temprano para ayudar a ordeñar las vacas, llevar los animales al pastoreo y en las tardes ayudar con los que aceres de las actividades agrícolas, sobre todo aguantar las altas temperaturas climáticas,  muchas veces sentimos que es un trabajo, y nos sentimos aislados por la escasez de contacto con la parte humano y tecnologías, debido a las largas distancias; esto genera que llevemos una vida pacífica y que  nuestra recreación se torne a los mitos y leyendas contadas por nuestros abuelos, como jugar a la molla, parques, y ver televisión.

Me atrevería a decir que la gente del campo pensamos y nos imaginamos que la vida en la ciudad es muy hermosa y divertida, y es la vida que estas personas quisieran tener, mientras que las personas que viven en las ciudades envidian la vida del campo, ya que desean llevar una vida tranquila sentir el contacto con la naturaleza, sin ruido, sin contaminación, sentir las prisas y ante todo como desestresante. Pienso que la vida en ambos lugares parecida, lo que lo hace la diferente son las características y formas de vida de cada una. Lo cierto es que, tanto la ciudad como el campo tienen sus ventajas y desventajas. Pero es cuestión de cada quien, elegir el lugar donde se quiera vivir.

Etiquetado con
  1. Las ciudades son inviables, la inseguridad y la falta de empleo están aumentando lo peor es que es una tendencia porque el sistema esta colapsando, la mano de obra humana cada vez es menos necesaria debido a que los robots y la tecnología nos reemplaza por eso tratan de disminuir la población especialmente con las vacunas, o esos virus como el zika, es eugenesia en estado puro, no lo comparto pero se entiende que es difícil de controlar una multitud hambrienta y desocupada, para evitar el caos tal vez lleguen a dar una renta básica a las personas para que puedan sobrevivir pero la verdadera razón de la crisis es deuda cada vez más impagable. Lo mejor seria retornar al campo y procurar ser lo más auto suficientes posible, cultivando de forma ecológica para no depender de los pesticidas y semillas alteradas genéricamente que son nocivos ademas se encarecen con el precio del dolar, hay formas más viables como la permacultura que permite cultivar sin pesticidas, de forma orgánica haciéndolo más seguro, sano y rentable. Si viven en el campo no se vengan a las ciudades el modelo cambio, están saturadas y esto sólo ira a peor.

    Responder

Deja un comentario

Tu correo electronico no sera publicado.